COMENTARIOS

La salud de tus manos: cuidados, precauciones y trucos básicos

RevistaFucsia.com

La salud de tus manos: cuidados, precauciones y trucos básicos Una crema de manos casera muy efectiva es aquella hecha a base de miel y aceite vegetal.(Foto: Thinkstock)

Unas manos bien cuidadas o aquellas que ni siquiera conocen lo que es un manicure decente, tienen una misma necesidad estética: mantenerse vitales y pulcras. No hay que esclavizarse ni esconderlas para que se vean saludables, lindas y elegantes, todo al mismo tiempo. Trucos caseros y consejos imperdibles.

Malas mañas o precauciones estéticas exageradas no te llevarán a ningún lado. Desde las que se comen aquella uña que no puede vivir en paz porque vas tras ella en cada ataque de ansiedad, hasta las mujeres extremas que se hacen un manicure cada dos días: todas desconocen que el poder de unas manos impecables está en una previa bien hecha y en hábitos sencillos que las hacen resplandecer las 24 horas del día. Y recuerda: un cuidado perfecto va más allá de un lindo esmalte.

El manicure paso a paso:

1.  Lava muy bien tus manos, eliminando residuos dentro y fuera de las uñas.
2.  Ten a la mano los instrumentos adecuados, como el alicate de cutícula, el cortauñas y palitos de manicure. Todos perfectamente desinfectados y de carácter personal.
3.  Retira el esmalte viejo. Opta por los productos sin acetona para este procedimiento.
4.  Dale forma. Perfecciona la figura de las uñas con la ayuda de una lima de cartón o poliespuma, evita las de metal. Si tus uñas son muy largas, usa el cortauñas y empareja con la lima. Haz el proceso de manera paralela al crecimiento de la uña: de lo contrario, estarás abriendo grietas.
5.  Aplica alrededor de las uñas un buen disolvente de cutícula. Sumerge las manos en agua tibia (con algunas gotas del mismo disolvente y un chorrito de aceite de oliva) durante cinco minutos.
6.   Recorta con mucho cuidado la cutícula que va levantándose. Ayúdate del alicate.
7.   Date un masaje en los dedos con crema para cutículas. Haz lo mismo con las manos pero con crema hidratante.
8.  Límpiate muy bien las uñas. Envuelve un copito de algodón en la punta de un palo delgado. Mójalo en el quitaesmalte y pásalo por los bordes de la uña para retirar los restos de aceite.
9.  Seca bien las manos y las uñas. Aplica una capa de base antes del esmalte, nunca la omitas: ésta le brinda dureza a las uñas y no deja que se manchen, sobre todo con el constante uso de esmaltes oscuros.


Consejos fuera y dentro de casa

•   Para evitar los molestos “cueritos” y resequedad entre los dedos y alrededor de las uñas, prepara una infusión con gel de baño, aceite de oliva, zumo de limón y agua tibia. Introduce  tus manos durante 15 minutos una vez por semana.

•    Aplícate crema para manos cada vez que te las laves con jabón corriente o con antibacteriales. Estos últimos resecan la piel. Está de más recordarte que debes hacer el mismo proceso en la mañana y en la noche.

•  Aprovecha la crema de manos para darte un masaje desde la punta de los dedos hasta las muñecas. Así estimulas la circulación de la sangre y promueves una mayor elasticidad de la piel.

•    Una crema de manos casera muy efectiva es aquella hecha a base de miel y aceite vegetal. Pon al baño de María una cucharadita de glicerina, otra de aceite vegetal, tres gramos de cera de abejas, cinco gramos de manteca de cacao y unas gotas de tu fragancia favorita. Una vez esté fría, vierte la mezcla en un recipiente plástico (dura aproximadamente 4 meses)

•    Si tienes uñas débiles, aplícate endurecedor en vez de esmalte, por lo menos por un tiempo. Cepíllalas con fuerza con un cepillo para uñas.

•    El azúcar es uno de los mejores ingredientes naturales para suavizar las manos. Mezcla un poco de tu crema habitual con una cucharadita de azúcar y masajea las manos hasta que el producto  se disuelva. Así retiras las células muertas.

•   No utilices limas de metal y arréglate las uñas desde las esquinas hasta el centro.

•   Después del quita-esmalte, lo mejor es sumergir las manos en agua tibia y aplicarse crema en abundancia.

•    Antes y después de cada sesión de manicure, realiza higiene de los instrumentos con agua tibia con jabón desinfectante.

•   Limpia tus uñas y quita exceso de grasa con un copo de algodón, agua tibia/limón o quitaesmalte.

•    Prefiere tu crema de manos con protección solar. Las uñas siempre están expuestas al frío y al sol, por eso se debilitan.

•   Si se presentan manchas blancas, atenta: puedes tener deficiencia de nutrientes como zinc, Vitamina A o yodo.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.