COMENTARIOS

Los secretos de un perfume de la mano de Carolina Herrera

Fucsia.co

Los secretos de un perfume de la mano de Carolina Herrera Foto: www.tatler.com

La hija y heredera de la diseñadora venezolana compartió su experiencia en la creación de las icónicas fragancias CH y nos dio algunos consejos y secretos para disfrutar al máximo el mundo de los aromas.

“El desarrollo de una fragancia es como el guión de una película” Y para Carolina Herrera de Báez, Directora Creativa de la Casa de Fragancias Herrera desde 1997, la mujer es la protagonista de su propio film. Todo empieza con la creación de un personaje femenino fuerte, a partir de ahí se define cuál es su público, cómo es su vida y qué le gusta. La intuición es la que da el momento de parar, o el proceso podría seguir por siempre para Carolina, que es una perfeccionista, pero confía en su equipo para llegar al punto ideal.

Cuando pequeña nunca pensó que iba a tomar este camino de vida, una experiencia que empezó como una pasantía en la casa de modas de su mamá terminó por hacerla descubrir su sensibilidad olfativa. La diseñadora la invitó para desarrollar una nueva fragancia, hasta el momento solo estaba en el mercado el clásico de la casa de modas, CH; en búsqueda de una visión fresca, más joven y enfocada a la nueva generación, nació de sus manos 212 New York.

Su mayor influencia son las flores blancas, como jazmín, gardenias, nardos y rosas, que la transportan a su infancia en Caracas, estos son los verdaderos olores que quedaron impresos en su memoria, lo se ve claramente reflejado en sus creaciones. “En cada fragancia hay un poquito de mí” asegura Herrera de Báez, cuyo perfume favorito es L’Eau CH y confiesa que, a diferencia de su mamá, que “se mata en una nube de perfume”, ella prefiere rociarlo en el aire y caminar a través del aroma.

Y así es como busca homenajear las etapas de la vida de una mujer, entendiendo que los olores son diferentes en cada momento. Cuál se debe aplicar, cuánto y en dónde… son preguntas y respuestas plenamente personales. Tanto incluso, que cada cuerpo recibe la fragancia de una forma diferente y define qué tan fuerte o sutil queda, enviando un mensaje único. Dejando un sello personal.
Por esta razón es que su tip a la hora de regalar una fragancia es conocer a profundidad a la persona, porque es todo su contexto, e incluso su humor, los que definirán el éxito del obsequio.

Mientras que 212 Carolina Herrera New York fue el comienzo de la aventura y simbolizó un antes y un después, tanto en la marca como en su vida. Para esta nueva etapa, la heredera de la casa CH, trajo consigo “Sublime”, un lanzamiento para el que buscó un aroma vintage con cuero, esencia del pachulí, rosa,  bergamota, y al que dio un toque ácido con la flor de la pasión.

Por último para complementar la célebre frase de su mamá “La fragancia es el accesorio invisible más importante de una mujer”, se creó una línea especial de adjuntos que incluyen una cartera de sobre, zapatos, cinturón y diadema; para terminar con broche de oro esta oda a la feminidad divertida y sutil.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.