COMENTARIOS

Los sustitutos del azúcar, ¿Qué tan buenos son?

Fucsia.co

Los sustitutos del azúcar, ¿Qué tan buenos son? Imagen: Ingimage.

A menudo hemos oído que el consumo excesivo de azúcar puede ser perjudicial para la salud, pero sus sustitutos pueden ser contraproducentes. Te contamos por qué.

Investigaciones recientes han concluido que es el azúcar, y no la grasa, es el culpable de nuestro aumento de peso, el daño en nuestro metabolismo y el aumento en nuestra presión arterial, entre otros males.

Mira también: ‘Azúcar: enemigo público número 1’

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienta que nuestra ingesta de azúcar no debe superar el 10 por ciento del consumo diario de calorías.

Esto, sumado a que muchos productos que dicen ser saludables, contienen más azúcar de lo que imaginamos.

Mira también: ‘¿Cuánta azúcar se esconde en la comida?’

Lo anterior ha ocasionado que surjan nuevas alternativas para endulzar las comidas en apariencia más saludables, pero ¿Qué tan buenas son para nuestro cuerpo? Aquí te contamos las ventajas y desventajas de algunos de ellos.

Sucralosa

Es el endulzante artificial más conocido y existe en el mercado con el nombre de diferentes marcas. Se fabrica a partir del azúcar.

Ventajas: No produce caries. Contiene un 31 por ciento de las calorías del azúcar. No altera los niveles de azúcar en la sangre.

Desventajas:
Es una sustancia que no es absorbida en su totalidad por el cuerpo, lo que afecta los riñones y el hígado. En su fabricación se usan sustancias presentes en algunos pesticidas.

Jarabe de agave

Este producto se extrae de las hojas de agave, una planta originaria de América tropical similar en apariencia al Aloe Vera.

Ventajas: Su extracción es relativamente económica. A diferencia del azúcar, no causa aumentos de energía y tiene un índice glucémico bajo, así que no ocasiona un aumento tan considerable en los niveles de glucosa.

Desventajas: Contiene un 90 por ciento de fructosa, que en grandes cantidades, puede convertirse en grasa. Igualmente, puede dañar las arterias y aumentar el riesgo de enfermedades cardiacas.

Stevia

La stevia es una planta que se ha usado para endulzar en el sur de Latinoamérica durante varios años, y recientemente compañías como Coca Cola la han incorporado en sus bebidas como una alternativa más saludable al azúcar.

Ventajas: A diferencia del azúcar, no tiene calorías. La Organización Mundial de la Salud calcula que suplirá el 20 por ciento de la demanda global de azúcar en algunos años.
 
Desventajas: Los extractos concentrados en la fabricación de la Stevia son hasta 300 veces más dulces que el azúcar. Muchos expertos aún no conocen cómo serán sus efectos a largo plazo.

Xilitol

Este componente se encuentra en pequeñas cantidades en frutas y verduras. Es el que se utiliza para endulzar los chicles y dulces sin azúcar.

Ventajas: No eleva los niveles de azúcar en la sangre. Tiene un 40 por ciento de calorías menos que el azúcar. Se dice que disminuye el riesgo de caries y del deterioro de los dientes.

Desventajas: Si bien se dice que tiene efectos antibacteriales, puede hacer daño a las  bacterias buenas para nosotros que se encuentran en nuestro cuerpo.

Azúcar de palma


Este tipo de azúcar ha existido desde hace varios años en el sudeste asiático. Se extrae de plantas como la palma datilera o el cocotero.

Ventajas: Tiene un índice glucémico bajo, así que no causa subidas de energía. Solo tiene un 3 por ciento de fructosa. Tiene nutrientes como hierro, calcio, potasio, y vitaminas B6 Y b12.

Desventajas: Contiene los mismos niveles de carbohidratos y calorías que el azúcar normal.

Miel

La más conocida es la que se extrae de las abejas, aunque también existe la miel o jarabe de maple, que se extrae de un árbol presente en el norte de América.

Ventajas: La miel de maple contiene antioxidantes, así como zinc y manganeso, buenos para reducir los niveles de azúcar en la sangre. Por lo general, el proceso de elaboración de la miel es más saludable que el del azúcar.

Desventajas: Si bien la miel orgánica cuenta con un contenido nutricional más alto que el azúcar, no sucede lo mismo cuando se trata de la miel procesada que se vende normalmente en los supermercados.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.