COMENTARIOS

Mitos sobre la piel de la cara

Mitos sobre la piel de la cara Mitos sobre la piel de la cara, foto: Thinkstock

Usar productos de belleza para la piel es muy pertinente, pero no está de más desmitificar ciertos imaginarios que la industria nos ha hecho creer, para tomar decisiones en nuestras compras con más criterio.

 
La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y también ha sido el mejor gancho para la industria de belleza durante muchos años. Un cutis saludable es signo inconfundible de juventud y conservarlo en buen estado puede ser toda una hazaña tomando en cuenta la cantidad de productos y mitos que giran en torno a esa meta.
 
Hay que mantener la piel inmaculada
Falso.
El exceso de agua y jabón elimina células vitales para la piel y entorpece el proceso natural de renovación celular diario de la piel, además puede desequilibrar el pH natural del cutis.

El jabón es perjudicial para la cara
Falso.
Igual que haces con el champú y con las cremas, es necesario elegir un jabón que vaya acorde con tu tipo de piel, algunos pueden ser muy alcalinos, si tienes la piel seca, o muy suaves si tienes la piel grasa. No se trata de que el jabón sea perjudicial sino que hay que elegirlo bien y no abusar de él.

Es imprescindible utilizar tónico y astringente
Falso.
Los dermatólogos recomiendan este tipo de productos para pieles grasosas porque ayudan a remover el acné y la grasa del cutis, pero la mayoría de pieles se resecan demasiado con el uso de astringentes.

El residuo negro que queda en el algodón al limpiar la cara por las noches es mugre
Falso.
Durante el día hay muchas impurezas que se posan en la cara, son partículas de humo y polvo. Cuando se pasa un algodón humedecido sobre el rostro para remover los residuos del día, se está retirando el maquillaje, el polvo y también células muertas presentes a todo momento en la piel. Excederse en el hábito de limpieza nocturna puede irritar y resecar el cutis.

Algunos alimentos causan acné
Falso.
En la mayoría de casos, el acné es ocasionado por cuestiones hormonales, por eso afecta principalmente a los adolescentes y puede presentarse en la edad adulta en mujeres embarazadas o durante el periodo. Aunque muchos sean los mitos que culpan alimentos como la mantequilla y el chocolate de producir acné, no existe ningún estudio que demuestre que el consumo de alimentos grasos producirá granos.

Exprimir con los dedos los granos ayuda a limpiar la piel
Depende.
Es una práctica muy común, sobre todo tomando en cuenta lo fácil que parece y la posibilidad que ofrece de obtener resultados positivos de inmediato, pero muchas veces esta acción puede causar daños y heridas en la piel. Los dermatólogos utilizan instrumentos especiales y esterilizados para extirpar los granos, en caso de que se haga en casa es importante lavarse las manos y envolver los dedos en papel higiénico para evitar que cualquier suciedad pueda infectar el área y haga más grave la situación.

Los productos antialérgicos evitan totalmente las reacciones alérgicas
Falso.
Por lo general, las reacciones alérgicas a los productos cosméticos provienen de los perfumes que estos traen. La palabra “antialérgico” en los productos de belleza hace referencia a que el producto no tiene perfume, es decir, reduce la posibilidad de generar alergia, pero no la previene ni la cura.

Hay sustancias que recuperan la vitalidad y tensión de la piel
Depende.
El colágeno y los embriones son productos que pueden ser muy favorables para la piel, pero algunas veces tienen moléculas tan grandes que no penetran más allá de la capa superior de la piel y su efecto no se diferencia de un humectante normal.

Los parches rojos y escamas en la piel son sinónimo de resequedad
Falso.
Estas apariciones son síntoma de alguna alergia o dermatitis seborreica, no deben tratarse con humectantes. En casos extremos es preciso consultar un especialista.

Todas las pieles requieren el uso de humectante
Falso.
Las pieles grasosas secretan y acumulan una cantidad excesiva de sebo, la grasa natural de la piel que disminuye su permeabilidad a manera de protección, por eso no necesitan un humectante mayor.

La piel se reseca cuando no se bebe suficiente agua
El consumo de agua es saludable, pero recuperar la piel de la resequedad requiere más que tomar litros de agua al día.

Los poros abiertos son causados por malos hábitos de belleza
El tamaño de los poros obedece a patrones genéticos y cambiarlo es imposible. Con la edad los poros de la nariz y la barbilla incrementan de tamaño en todas las personas.



También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.