COMENTARIOS

¿Es el fin de Chanel N°5?

Fucsia.co

¿Es el fin de Chanel N°5? Foto: Facebook

Las alarmas han saltado en el sector de la perfumeria de lujo. Una normativa de la Unión Europea que obliga a restringir el empleo de ciertos ingredientes aromáticos podría acabar con perfumes tan míticos como el Chanel N°5 o Miss Dios.

Una nueva normativa de la Unión Europea amenaza con acabar con la fórmula originaria de muchos perfumes míticos dando paso a una nueva era en la que fragancias tan clásicas y trascendentales de la historia de la perfumería como Miss Dior o Chanel N°5 quedarán extintas.

Esta última, por ejemplo, creada en 1921 por el perfumista Ernest Beaux, apenas ha sufrido cambios en su fórmula floral originaria desde que fue creado. De hecho, se dice de él que si Coco Chanel levantara la cabeza, no se decepcionaría de su aroma.

Sin embargo, con la nueva norma legal que estudia impulsar la Comisión (institución ejecutiva de la Unión europea) puede que la creadora de una de las firmas de moda más importantes de la industria se revuelva en su tumba ya que, en principio, estas dos fragancias deberán reformular su composición debido a ciertos componentes que las conforman.

Destinada a proteger a los consumidores que tienen alguna alergia, la normativa surgió a raíz de de las recomendaciones realizadas por el Comité Científico asesor sobre temas de Seguridad del Consumidor a través de un extenso informe. En él se asegura que cerca del 3% de la población europea sufre algún tipo de alergia -o pueden padecerla potencialmente- a ciertos componentes que conforman las notas olfativas naturales de algunas fragancias.

Por ello, la solución de la Comisión (una vez de ponga en marcha) se centra en restringir a un 0,1% la concentración en los perfumes que se comercializan de doce sustancias, incluidas el citral, presente en los aceites del limón, la bergamota y la naranja; la mandarina; el camarú que se encuentra de forma natural en las habas de la tonka tropical; y el eugenol, que se halla en el aceite de rosa.

Otra de las prohibiciones afecta a la presencia del musgo de árbol y el del roble, base de muchos perfumes de lujo con corazón amaderado.

Las grandes firmas del sector están inmersas en un trabajo de reformulación de sus productos insignia para adelantarse a la posible aprobación de la norma que afectará a más de 9.000 perfumes. El objetivo es crear nuevas versiones que no pierdan un ápice de las cualidades aromáticas de sus homólogos originales; características que, por otro lado, los consolidan como productos irremplazables y de lujo. Incluso históricos, como en el caso de Chanel N°5.

La aprobación de la regulación también traerá otra problemática para el sector. Las firmas deberán revelar la formula completa de cada perfume e incluso, incluir cada uno de los componentes que lo conforman en la etiqueta del producto que, en ocasiones, son un verdadero ingrediente secreto.

Aunque la propuesta normativa todavía está en formato de borrador, quizá sea el momento de empezar a atesorar Miss Dior o Chanel N°5 como si fueran piezas de coleccionistas, por lo que pueda pasar...

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.