COMENTARIOS

Saca lo de adentro Foto: Thinkstock

Desintoxicar el cuerpo es una práctica cada vez más popular. Algunos realizan periodos de ayuno o dietas de varios días con un solo alimento. Ventajas y debilidades de la pureza.

Frutas con mucha fibra, infusiones de hierbas, dietas de varios días con un solo alimento, lavados intestinales y hasta maquinas avanzadas que detectan sustancias nocivas, son algunas de las pautas que siguen quienes se someten a un proceso de desintoxicación. El término que hace unos años era alusivo a los tratamientos para personas adictas a las drogas o el alcohol ha cobrado un nuevo significado estrechamente ligado a la salud y belleza.

Lo que no sirve…
La teoría manejada por quienes efectúan este tipo de dietas, es que hoy en día las personas reciben más toxinas de las que el cuerpo es capaz de tolerar. La contaminación de las ciudades, los fumigantes de los alimentos, las hormonas que reciben animales como pollos y vacas, la contaminación electromagnética producida por la exposición permanente a celulares, computadores y otros aparatos electrónicos se acumulan en el organismo y saturan la función limpiadora de los riñones, hígado y sistema linfático, por lo tanto es necesario darles una mano a través de la desintoxicación. Quienes mejor manejan el tema, suelen ser los médicos que practican terapias homeopáticas y pueden ser una buena opción si desea orientación para purificar su interior.

Exorcismo alimenticio

La chef Alexandra Jamieson es la novia de Morgan Spurlock, el cineasta que se dedicó a comer McDonald’s durante un mes entero para su documental Supersize Me. Luego de la experiencia de su novio, que incrementó en un 2.000 por ciento el nivel de grasa en su hígado y fue declarado clínicamente envenenado, Alexandra escribió el best–seller The Great American Detox Diet, en donde asegura que el secreto para desintoxicar está en la dieta. Para ella, la gente consume por lo regular demasiado sodio y poco potasio que activa el sistema linfático. Sugiere alejarse de todo
lo que venga empacado y optar por una alimentación en la que por lo menos la mitad de las comidas se consuman frescas y crudas, para no quitarles toda el agua, oxígeno y enzimas que poseen. Las dietas para desintoxicar suelen tener en común la eliminación temporal de productos como carnes rojas, alcohol, cafeína, lácteos, azúcar y harinas procesadas, entre otros.

Algunos tratamientos complementan la dieta con lavados intestinales o enemas a base de solución salina o café, que se introducen en el cuerpo a través de una manguera conectada a una cánula que se introduce en el recto y luego sube por el colon. El paciente debe retener el líquido unos minutos para luego expulsarlo en su totalidad junto con todo lo que encuentra a su paso.

No todo lo sano es bueno
Hay que hablar de riesgos. La desintoxicación no es perjudicial, pero son tratamientos que reducen drásticamente el consumo de calorías, por lo tanto, las personas con enfermedades como diabetes o tendencia a descompensarse con las dietas deben tener cuidado. La desintoxicación se ha popularizado mucho entre los adolescentes, de hecho, muchas niñas con bulimia o anorexia las usan como fachada para su enfermedad (“no me estoy matando de hambre, sólo desintoxicándome”) y reemplazan el efecto de los laxantes por lavados intestinales frecuentes, que no las dejan absorber la mínima cantidad de nutrientes. Por otra parte, las toxinas no vienen siempre de los orígenes sospechados, pues hay quienes tienen reacciones tóxicas a ciertos alimentos que a simple vista parecen inofensivos, de ahí la importancia de consultar y evaluar.

Las más desintoxicadas

Cada vez que Madonna aparece en algún evento o en uno de sus videos, el comentario es obligado: “como se conserva de bien, no le pasan los años”. El secreto de su vitalidad siempre termina por ocupar las páginas de alguna revista. En los 80 se decía que tenía un entrenador personal y llevaba una dieta de conteo de calorías. En los 90 le atribuyeron una dieta macrobiótica y luego a su afición por el yoga, pero ahora a principios del tercer milenio la diva del pop, junto a otras como Gwyneth Paltrow, Katie Holmes, Julia Roberts, son fanáticas de la desintoxicación. Su gurú de cabecera es el doctor Joshi, que practica técnicas orientales, como poner una especie de chupas de cristal sobre puntos clave de la espalda para limpiar órganos vitales.



También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.