COMENTARIOS

Una acertada elección de los tonos no sólo depende del gusto sino de las facciones de la cara y el color de la piel. Aquí te presentamos algunas recomendaciones para que selecciones el tinte adecuado.

El maquillaje, la tonalidad del pelo y todo aquello que le dé color y brillo a una mujer son aspectos vitales a la hora de definir un estilo, porque de alguna manera reflejan la personalidad y hasta los estados de ánimo.

Consciente oinconscientemente, a través del pelo las mujeres se expresan: lo cortan, lo peinan y colorean por vanidad, para causar una buena impresión, para expresar sentimientos o sensaciones o simplemente porque sí.

De acuerdo con investigaciones hechas en América Latina, una de cada dos mujeres se lo tiñe para cambiar su imagen o para protegerlo del paso de los años. Por eso, hoy en día, tinturarlo significa maquillarlo, darle brillo y obtener el tono deseado. Lo importante a la hora de elegir la tintura es que el color vaya acorde con la pigmentación natural de la piel.

Paso a paso

Si quiere variar su aspecto empieza por el pelo, con cambios leves como un tinte temporal, que durará hasta cuando te laves el pelo nuevamente. Luego intercale mechones más claros o ensaye con tintes de origen vegetal como la hena, el ruibarbo, la caléndula y la salvia, entre otras, que desaparecerán consucesivos enjuagues. Así el cuerpo se acostumbrará al uso de esta clase de productos y tú podrás decidir si te gusta tu nuevo aspecto.

Según la cara

La forma y las facciones de la cara influyen en el momento de tinturarse. Por ejemplo, para las de forma triangular o alargada se aconsejan tonos claros a los lados de la cara, con algunos visos. El pelo se debe llevar a la altura del mentón y con volumen. Las de cara cuadrada se ven bien con tintes oscuros en rojo, rubio o castaño. Y las de cara redonda deben llevar las tonalidades oscuras para adelgazar el rostro.

Sácale partido al color

Si tu cara es estrecha o delgada, concentra los visos del pelo a los lados y aplica un poco de tinte en la parte superior. Cuando la cara es redonda, en lugar de iluminaciones, usa mechones de uno o dos tonos más oscuros que el del pelo. Trata de usar los mechones hacia los lados, para dar la ilusión de un rostro delgado. Si tu nariz es prominente, en el pelo hazte una raya a un lado y aclara ligeramente el flequillo, para dirigir las miradas hacia arriba.

La papada es una imperfección difícil de disimular. Sin embargo, con un corte que llegue mínimo hasta la barbilla e iluminando sólo los mechones de arriba, hará que las miradas se dirijan a la zona más clara. Para los ojos caídos se recomienda iluminar la parte del peinado que cae sobre ellos y aclarar las cejas uno o dos tonos para levantar la inclinación de la esquina exterior.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.