COMENTARIOS

Tus manos: una carta de presentación

RevistaFucsia.com

Tus manos: una carta de presentación .

Las manos son una de las partes de nuestro cuerpo que más debemos cuidar, pues en ellas se nota el paso del tiempo y además son nuestra principal carta de presentación.


Para cuidar la piel de las manos y la uñas existen muchos trucos que no quitan mucho tiempo y sí nos garantizan mantener nuestra imagen y disimular la edad. Para tenerlas siempre fabulosas convierte en parte de tu rutina de belleza  los siguientes consejos:

-    Utiliza después de lavarte las manos una crema humectante o aceite de almendras que contiene muchos elementos nutritivos que no solo hidratan la piel sino que favorecen el cuidado de las uñas.
Los doctores Orlando de Jesús Ballestas, Robert Tulio Gálvis y Oscar Enrique Giraldo, nos presentan en su libro “Mejórate  en casa” los siguientes trucos para mantener la humectación y mejorar algunas patologías que comúnmente se presentan en la piel y uñas de las manos.

-    En casa puedes hacer la siguiente preparación para tomar, que además de mejorar la humectación de la piel y el brillo del pelo, ayuda a endurecer las uñas por las  vitaminas, agua y oligoelementos que  favorecen su restauración:
En 1 y ½ taza de jugo de piña puesto en la licuadora, mezclas un mango dulce pelado y cortado en trozos, le agregas 4 kiwis pelados,  licúas la preparación hasta que todos los ingredientes queden muy bien incorporados y lo sirves frío. Puedes tomarla de dos a tres veces por semana.
Si tienes la piel muy seca, puedes hacer un masaje utilizando aceite de caléndula con las manos húmedas para retener el agua bajo el aceite y generar una mayor hidratación.

-    También puedes mezclar ½ taza de leche de vaca, ½ taza de yogurt natural, una yema de huevo y una cucharada de miel.  Debes juntar la leche con el yogurt  y batir la yema del huevo con la miel. Después incorporas todos los ingredientes hasta obtener un material homogéneo que aplicarás en las zonas resecas. Dejas que la mezcla actúe unos minutos y la retiras con una toalla húmeda. Puedes practicarlo tres veces por semana.

Esta preparación también sirve para la piel del rostro, en caso de tenerla muy seca. Antes de aplicarla haces un lavado con agua tibia para permitir que la mezcla se absorba mejor en las áreas tratadas.
Algunas personas presentan hongos en las uñas, producidos por agentes infecciosos que generan su engrosamiento con presencia de canales en el interior y deformamiento con crecimientos irregulares. Si no se controla a tiempo, la infección puede extenderse al resto de las uñas.

Para tratar esta patología, puedes utilizar 10 ml de vinagre, 20 ml de agua y un limón. Mezclas el vinagre con el agua y al momento dela aplicación agregas el limón. Todas las noches por seis semanas como mínimo, pones de 5 a 8 gotas en cada uña y de igual forma mojas una gasa del mismo tamaño de la uña a tratar. Cubres la uña con la gasa mojada y la sujetas con cinta médica, dejándola actuar durante toda la noche.

¿Cómo hacer un manicure en casa?
Primero quita el esmalte anterior, utilizando algodón y desmaquillador de uñas.  Límalas y utiliza la cara más lisa de la lima para suavizarlas.

Baña las uñas en aceite para cutículas e introdúcelas en agua tibia. Después de unos minutos con un palito de naranjo, limpia el exceso de suciedad y baja la cutícula con cuidado, no es recomendable que la cortes tú misma pues esto es un trabajo para profesionales. Con una pinza corta cutícula retiras los cueritos que veas alrededor, pero ten cuidado de no cortarte.

Después debes exfoliar la piel de las manos para eliminar células muertas. Puedes utilizar un exfoliante corporal o mezclar crema humectante con un poco de azúcar y hacer un masaje. Enjuagar bien y secar.

Ahora aplica un poco de alcohol en las uñas para eliminar el exceso de aceite y permitir una mayor duración del esmalte. Procede a aplicar una base de tratamiento y luego el color que desees.

Para terminar aplicas un secante que también le proporcione brillo a las uñas y una hora después  crema humectante. Para mantenerlas hidratadas puedes usar una vez al mes, una mascarilla para el rostro y dormir con guantes de algodón, verás el resultado a la mañana siguiente.

Con estos sencillos y prácticos consejos podrás lucir siempre unas manos de ataque, listas para cualquier ocasión.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.