COMENTARIOS

Photoshop o la forma de vender un cuerpo femenino que no existe

Fucsia.co

Photoshop o la forma de vender un cuerpo femenino que no existe Foto: Vimeo

Una artista estadounidense ha realizado un video muy gráfico en el que critica como los medios de comunicación y la opinión pública venden un ideal de belleza femenino que no existe gracias al empleo desmesurado de Photoshop.

Internet sigue haciéndose eco de las iniciativas en las que se pone en tela de juicio la pertinencia de  Photoshop por su capacidad de alterar las cualidades físicas de una persona y  hacerlas ver como si fueran algo real, cuando en realidad se trata todo de una manipulación calculada.

La última en unirse a esta tendencia contestataria ha sido la estadounidense Kelsey Highley, una joven de 22 años que ha empleado su propio cuerpo para denunciar, por un lado, el uso excesivo de este tipo de editores y, por otro, como los medios de comunicación, la sociedad y la industria de la moda imponen uno cánones de belleza que representan a muy pocos.

Para ello, empleó 126 fotografías de su cuerpo que modificó por etapas. Cada etapa se corresponde con la idea de belleza “verdadera” que fue recogiendo de los medios de comunicación y de personas allegadas. Finalmente, agrupó las instantáneas para crear un video que tituló Manipulated, ‘manipulado’ en español, y que ya se ha convertido en un fenómeno viral.

“Cada etapa comienza y termina con una imagen de mi cuerpo natural. El objetivo es ilustrar los efectos que los medios de comunicación y la opinión pública tienen en la manera en que nos vemos a nosotros mismos. Elegí usarme en este video para mostrar mi propio conflicto interno respecto a la belleza, el deseo de ser otra persona y aceptar mi belleza natural”, indica Higley en su página web.



No es la primera vez que la artista audiovisual recurre al tema de los estereotipos para ilustrar su trabajo. Su anterior video contraponía imágenes de comerciales de pastillas adelgazantes y otros de firmas cosméticas para criticar como los medios de comunicación y la publicidad venden una imagen de la mujer poco real.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.