COMENTARIOS

Aumenta tus cualidades para que nadie vea tus defectos.

Aumenta tus cualidades para que nadie vea tus defectos. Aumenta tus cualidades para que nadie vea tus defectos.

En vez de concentrarte en lo que NO posees, o para lo que no eres buena, concéntrate en tus cualidades y habilidades.

Si tienes dotes artísticas, no te estrujes el cerebro con las matemáticas avanzadas. Aquí te enseñamos con unos sencillos ejercicios cómo aumentar tus cualidades para opacar tus defectos.

Ejercicio:
Piensa en alguien que admiras mucho y anota los motivos de esa admiración. Cuáles son las cualidades que admiras de esa persona? Ahora añade esas cualidades a las tuyas, y si quieres, incluye también otras cualidades que desearías tener. Procura escribir muchas, pues cuantas más cualidades haya en tu lista, mayor será tu autoestima desde este mismo momento.
 
Analiza a diario la lista que escribiste. Sólo prestále atención a lo positivo a lo bueno que hay en tí. Descubrirás tus fortalezas y te darás cuenta de cualidades que ni siquiera sospechabas tener.
 
Personajes famosos con algún tipo de incapacidad
La mejor forma de librarse de los defectos es aumentar las cualidades, ya que los defectos se diluirán en ellas. Por ejemplo: Winston Churchill tenía dificultades para expresarse y le resultaba muy difícil hablar en público, pero tenía tanto espíritu patriótico y voluntad de liderar a su país, y tantas cosas para decir, que, a pesar de sus problemas de dicción, se transformó en uno de los mayores oradores de la historia.
 
Muchos famosos considerados genios han sido disléxicos. No fueron genios superando su incapacidad sino gracias a ella. Albert Einstein y Thomas Edison sufrían de dislexia severa.
Miguel de Cervantes Saavedra al incorporarse al ejército español, es herido en la batalla de Lepanto, en el pecho y en la mano izquierda, la cual quedó inutilizada, y por la que le quedó el apodo El manco de Lepanto, incapacidad que no le impidió escribir El ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha.
Stephen W. Hawkings no sólo resulta atractivo por los progresos intelectuales que ha hecho, sino por haberlos hecho sin la menor colaboración de su cuerpo. Un armazón tan débil que Hawking podría parecer una forma única de inteligencia des-corporeizada. Sin embargo, la imagen no encaja con el hombre, cuyo magnetismo deriva en parte de su brillantez, su coraje y su vulnerabilidad; y en parte de su ingenio rápido, su debilidad por los pósters de Marilyn Monroe y su molesta humanidad.
 
Si ellos lograron hacerlo, ¿por qué tú no?

Muchas personas se lamentan por no tener talento, como si éste cayera del cielo o surgiese de pronto. Crees que un pianista se levanta un buen día y comienza a tocar así sin más? El talento es un 10 por ciento de inspiración y un 90 por ciento de transpiración. Hay que sudar para que el talento de manifieste.

Reflexiona más a fondo y descubrirás que eres mucho más talentoso de lo que piensas. Confírmalo con tus amigos.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.