COMENTARIOS

Los abrazos, poderosas armas contra la depresión

Fucsia.co

Los abrazos, poderosas armas contra la depresión ©Ingimage

Un estudio expone los efectos positivos del contacto físico en el estado de ánimo de las personas. Esta demostración de afecto sería la responsable de la liberación de oxitocina en la sangre.

Un ensayo clínico elaborado por el doctor Kai MacDonald, profesor de psiquiatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de California San Diego, asegura que un abrazo podría ser útil como parte de la terapia para pacientes con depresión severa. Esto gracias a la liberación de oxitocina – también conocida como “la hormona del amor” –, producida por la glándula pituitaria (localizada en el cerebro), encargada de generar una sensación de bienestar.

MacDonald llegó a esta conclusión después de poner a prueba a personas diagnosticadas con depresión, a quienes se les evaluaron los niveles de oxitocina en la sangre antes y después de recibir un abrazo de sus seres queridos. Evidentemente, dichos niveles subieron posterior al ensayo. "Los estudios de los niveles en sangre y factores genéticos en pacientes deprimidos apuntan a la posibilidad de que esta hormona natural podría jugar un papel en ayudar a la depresión clínica", aseguró MacDonald.

Lee también: 'La depresión no es una tristeza voluntaria'

Asimismo, el estudio señaló que la oxitocina podría jugar un rol importante para las mujeres con ansiedad y los pacientes con otros trastornos mentales, como la esquizofrenia; debido a que su liberación en el cerebro es capaz de modificar positivamente el comportamiento de los humanos.

Por otro lado, un estudio realizado por la Universidad de Carolina del Norte señaló que un abrazo, con una duración de tan solo 20 segundos, es capaz de reducir la presión sanguínea, disminuyendo el riesgo de padecer ataques cardíacos, con un mayor beneficio en las mujeres . “La importancia de la oxitocina y sus potenciales efectos cardioprotectores podrían ser grandiosos”, dijo la psicóloga Karen Grewen, líder de la investigación.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.