COMENTARIOS

Descubre la formula para sacar el mejor provecho a tus vacaciones

Fucsia.co

Descubre la formula para sacar el mejor provecho a tus vacaciones Cómo sacar el mejor provecho a las vacaciones. (Foto vía Getty)

Esta vez no hay excusas para no desconectarte, ¡tanto si sales como si no!

Si a cada una de nosotras se nos aparece un hada madrina y nos pregunta que deseo concedernos la mayoría de nosotras seguramente responderíamos ¡horas de sueño, reposo y relax! Así que, ¿por qué no pensamos en esta meta como la única finalidad para esta Semana Santa?

A continuación, descubre nuestras propuestas para conseguirlo, carentes de grandes pretensiones para quedar como nueva, y retomar fuerza, porque a veces lo más simple es lo más importante. Esta es la formula para sacar el mejor provecho a tus vacaciones.

Descansar con mayúsculas
¿Recuerdas el “dolce far niente” de ‘Comer, Rezar, Amar’? Recupera el sentido de “hacer nada”, sin más, o simplemente dedicate a hacer lo que se te de la gana, ¿qué pasa? ¿No te atreves? ¿Es tan grave no ser organizada y dejar las riendas sueltas? Aprovecha las vacaciones de Semana Santa para intentarlo, haz únicamente lo que el cuerpo te pida: ver películas metida todo el día en cama, comer desayuno a la hora de la cena, salir a caminar sin rumbo, intentar practicar (o entender) el mindfulness...¡relájate! Son solo un par de días.

Al final si lo consigues, te habrás desconectado de verdad, y entrarás en un modo vacaciones real, multiplicando así todos sus beneficios.

Saber cuidarse
Una mascarilla, una hidratación extra, un buen baño de crema, una bañera llena de espuma y música, todo representa placer. Seguro que tienes más de un producto en el fondo del cajón bajo la categoría de “algún día lo uso”. Ahora es el momento de probar, oler, tocar, apreciar, observar y disfrutar. Mentalízate, no hay prisa, ¡las vacaciones son para detener la rutina!

Sigue nuestro Plan de reparación y belleza total para Semana Santa.

Dile sí a los antojos y caprichos
Antes de comenzar con la operación bikini de verano en Semana Santa te puedes permitir disfrutar de todos esos dulces típicos de la temporada: los huevos de chocolate de pascua, las comidas típicas de la región donde viajes o de lo que sea que te antojes estos días. Disfruta de esos pequeños excesos porque te los mereces, y además son parte clave de las vacaciones.

Y ya que entramos en ese tema, aprovecha estos días para olvidarte de las comidas apresuradas, tan frecuentes durante el resto del año, y opta por comidas más pausadas y en familia. Las sobremesas son momentos ideales para pasar tiempo de calidad con tus amigos, familiares o contigo misma.

Es hora de un detox tecnológico
Si pensabas empacar en tu maleta junto a tu celular, tu tablet, tu computador, el lector de libros digitales portátil, ¡olvídate! Tómate unos minutos para evaluar lo que realmente necesitas. Si son indispensables (como por ejemplo motivos de trabajo) llévalos, sino dejalo todo atrás y tomate un descanso de las pantallas. Ahora, si los llevas recuerda que son de uso prioritario únicamente, haz el esfuerzo de no pasar hora tras hora metida en redes sociales. Tu cerebro, compañeros de viaje y piel probablemente te lo agradecerán. (Descubre el daño que le hacen las pantallas a tu piel)

Sé espontánea
Claro, la planificación es una parte fundamental de las vacaciones, pero es igual de importante intentar algo nuevo e inesperado. Podría ser algo tan grande como finalmente tomar la decisión de saltar en bungee o algo tan pequeño como probar algo de comer por primera vez. De cualquier manera, lo nuevo cambia tu chip y volverás después de Semana Santa completamente renovada.

Termina con una nota alta
Como seres humanos, nuestro cerebro da mayor relevancia al final de las cosas que al principio. Por eso, los expertos sugieren que para sentir que aprovechaste al máximo tus vacaciones debes cerrarlas con un ¡bang! Cosas tan básicas como regresar en clase ejecutiva en el avión, o dejar tu comida favorita para la última noche pueden hacer que inconscientemente regreses sintiendo que pasaste las mejores vacaciones de tu vida, incluso si en gran parte estuviste acostada en el sillón de tu abuela.

La clave es tener conciencia de nosotras mismas, de lo que queremos y necesitamos a cada momento (cosa que en nuestra vida diaria a veces no podemos permitirnos). ¿Lo vas a llevar a cabo? Si lo haces, seguro que el regreso va a ser mucho mejor… ¡renovada y descansada por dentro y por fuera!

Sigue leyendo:

-Descubre el libro ideal para cada tipo de plan en Semana Santa

-Series y películas para disfrutar durante esta Semana Santa

-Claves para tener un día de spa en casa

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.