COMENTARIOS

Compinches en la oficina

Compinches en la oficina Amigos en la oficina, foto: Thinkstock

Seguramente has llegado a esos lugares de trabajo donde todos son amigos y las celebraciones abundan.¿Son buenas esas relaciones en la oficina?Pros y contras.

Por RevistaFucsia.com 

Llegar nuevo a una oficina donde todos los que allí trabajan van a almorzar juntos, comparten tiempo después de su horario laboral tomando café o incluso comiendo, organizan asados y planes los fines de semana, y se saben con detalle sus vidas, sus conflictos amorosos y hasta sus sueldos, no es una situación fácil de asimilar. Tampoco resulta sencillo entrar a ser parte de un ambiente pasivo, serio, competitivo y hasta hostil donde nadie se interese por nadie y las relaciones se limiten estrictamente a lo laboral.

Sobre esto no hay una teoría que establezca si tener fuertes lazos de amistad con los compañeros del trabajo es favorable o no, lo único que se sabe por varios estudios realizados, es que cuando una persona deja su trabajo sigue siendo gran amigo de sus colegas como máximo dos años más y que el ambiente laboral es determinante para encontrar estabilidad en un empleo y para sopesar el estrés cotidiano.

Estos son los pros y contras de tener compinches en la oficina:

Pros
Es más fácil encontrar solución a los conflictos porque no se le da tanta importancia a los comentarios negativos.
Al conocer los gustos, defectos, virtudes, temores y competencias de los otros, la comunicación fluye mejor dado que se prevén las reacciones de las personas y se sabe que es lo que les molesta.
Hay apoyo emocional para enfrentar las situaciones familiares o personales difíciles.
La complicidad y la espontaneidad promueven las risas, la relajación y el buen humor, condiciones necesarias para disminuir la fatiga mental y el estrés del trabajo.
Se comprenden mejor las circunstancias adversas lo que lleva a que los pequeños errores laborales no tengan trascendencia.
Se crean espacios de confianza y relajación que pueden ayudar a calmar los ánimos cuando haya momentos de tensión.

Contras
La envidia profesional porque puede acabar con la amistad y generar alianzas o separaciones dentro de la compañía.
Es más difícil tomar decisiones fuertes con respecto del desempeño laboral de otro compañero.
Entre más confianza, más delgado es el hilo por donde se rompe. Esto quiere decir que cuando las personas se enemistan por un chisme o rumor es muy difícil que vuelvan a entablar conversaciones, lo que termina por afectar el ambiente laboral.
No hay privacidad. Como ya se habló de la vida personal, es muy difícil lograr que el otro no opine o pregunte de más.
La atención se dispersa cuando se trabaja en grupo.

Con mucho tacto
Por más agradables que sean tus compañeros de oficina y por más confianza y desenfado en sus comentarios, la recomendación de los expertos en gestión humana es evitar:
Compartir tus secretos o la información sobre tu familia.
Revelar tus inversiones o el estado de tus finanzas.
Hablar mal de otra persona.
Hacer comentarios sobre el desempeño del jefe.
Involucrar a la familia.







También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.