COMENTARIOS

Descubre si te engaña

Descubre si te engaña Descubre si te engaña

El lenguaje corporal de tu pareja puede darte pistas sobre esas sospechas que tanto te rondan. Signos para descubrir si te mienten o te engañan.

Nada peor que vivir con la incertidumbre y el malestar que traen consigo los celos provocados por las sospechas de infidelidad. Por eso, para descubrir qué es lo que realmente pasa, es válido apelar a los sentidos y a la lectura del lenguaje corporal, ya sea para acabar con las dudas o para ponerle límite a la difícil situación.

Cuando decidas hablar con tu compañero para aclarar lo que ocurre, ten en cuenta:

• Su sonrisa: definitivamente son signos de alerta que tu pareja tartamudee, que haga bromas, sonría de forma nerviosa mientras hace lo posible por evadir el tema, o que no pueda encadenar fácilmente las frases. Es muy probable que esté haciendo esto para ganar tiempo y así poder crear un argumento convincente o evitar contradicciones.
 
• Su boca: morder o humedecer los labios constantemente y pasar saliva con dificultad son muestras de que los nervios están haciendo su aparición. También lo es gesticular demasiado o cubrir la boca.

• Sus ojos: sostenle –con intervalos– la mirada mientras te habla. Si sus pupilas giran o decide evitarte bajando la vista, entonces es probable que algo de lo que te está afirmando no sea del todo cierto.

• Su nariz: de acuerdo con los expertos, rascarse la nariz durante una situación embarazosa o comprometedora significa que se está pensando en algo que no se puede decir en voz alta y mucho menos en público.

• Sus manos: que las palmas de sus manos transpiren o que las mueva demasiado para expresar lo que quiere decir, son alertas de que él se siente en una posición incómoda que está tratando de manejar. En el mismo sentido, pasar sus manos por su pelo varias veces, puede representar nerviosismo.

• Sus mejillas: pocas son las personas que pueden evitar ruborizarse cuando mienten o se están viendo sometidas a hablar de lo que no quieren. Por lo mismo, que las mejillas de tu pareja se pongan rojas, son muestra de que lo que va a decirte o te acaba de decir no es del todo verdad.

• Su frente: si el sudor aparece en la frente muy cerca al cuero cabelludo e incluso en las cejas, es mejor que no creas todo lo que te dice.

Cuestión de diálogo
Aunque abordar el tema de la mentira y la infidelidad no es fácil, siempre será mejor tener una conversación en pareja que permita que la verdad salga a flote pues de cualquier forma los resultados serán positivos para ti.

Esto porque tal vez durante la conversación descubras que todo fue un malentendido y que no hay motivos para pensar en una traición; o porque tal vez tu pareja no acepte tus argumentos y decida mentir, pero aún así sabrá de tus inquietudes y tú te sentirás liberada; o porque tal vez tus sospechas resulten ser ciertas y llegues a la conclusión de que una relación así no es sana para ti.

De cualquier modo, es importante que durante la conversación escuches a tu pareja independientemente de que lo que te diga sea o no de tu agrado. Sólo prestando atención a sus argumentos lograrás tener una verdadera respuesta y no sólo las palabras que querías oír. En el mismo sentido, es indispensable que la charla conteste tus dudas, para lo que es necesario que adoptes una postura seria y firme que no permita que él le de la vuelta a la situación y termines siendo tú la acusada.





También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.