COMENTARIOS

Dile no a los hombres dramamáticos

RevistaFucsia.com

Dile no a los hombres dramamáticos Thinkstock

Las mujeres tenemos la característica de ser Drama Queens por naturaleza, es algo prácticamente genético que llevamos en nuestro sistema. Amamos ser dramáticas incluso por pequeñeces y aun así intentamos moderarnos, pero si nos salimos del personaje no es para que ustedes (hombres) lo adopten.

Muchas mujeres tienen la creencia de que nuestro rol en la vida es ser dramáticas como de reality show – señorita Laura – en el que la misión de nuestras vidas se convierte en protagonizar un novelón mexicano y hacerle la vida imposible al hombre.

Cansonas, mandonas, celosas, regañonas, sufridas y más son los adjetivos que muchas se otorgan, creyendo que ser así es un deber por ser mujer. Si consideras que este tipo de féminas podrían fácilmente estar nominadas a ‘mejor actriz de terror’, habría que empezar a crear una categoría para los Drama King.

Este es un subgénero de caballeros que anda por la vida sufriendo como el hijo del jardinero que se entera de que su verdadera madre es la doña más adinerada del pueblo, pero que su abuela lo regaló por ser tartamudo. Chicos por favor no se hagan faltar al respeto, hay un grupo grande de mujeres (me incluyo) que odia vivir en la tragedia.

Las chicas somos Drama Queens
por naturaleza, es cuestión de ovulación, pero si algunas intentamos desesperadamente quitarnos ese papel de encima porque entendimos que años de lagrimas y shows baratos no han servido de nada, no es para que ustedes lo adopten.

Aquí algunos tipos de Drama Kings para que los identifiques y si es posible ¡Salgas corriendo!

El sufrido con mal de amores: es aquel que tiene 5 minutos de haberte conocido y ya está enamorado de ti, eres el amor de su vida, no puede creer que haya podido sobrevivir a este mundo cruel sin haber estado a tu lado y ya quiere presentarte a sus papás.

Te mandará tantas flores que acabarás con alergia al polen y como obvio no aceptarás una segunda invitación a salir, entrará en un mal de amores como si llevarán un año de casados y le hubieras metido cachos con el lechero. Llorará, te mandará voice mails cantando mariachis… y tú no recuerdas ni su apellido.

El hyper-celoso: celosos siempre va a haber. Pero una cosa es que  tu novio te cele y otra que en la primera cita quiera golpear al mesero porque te sonrío. Si por accidente miras tu celular, te pregunta con quién hablas, y antes del postre con tono acusador te pregunta con cuantos hombres has estado. Entonces piensas: ‘contigo jamás’. Luego le dices que vas al baño y a él le salen raíces esperando tu regreso.

El mercado de lágrimas: No estamos diciendo que no pueden llorar. Pero hay caballeros que hacen drama como si fueran adolescentes en florecimiento. ¿Te parece que soy feo?, ‘Es que ya no me quieres’, ‘te aburriste de mi… se te nota’. Todas estas acusaciones y cuestionamientos porque estás distraída viendo Two Broke Girls. Queridos les avisamos, en caso de que no lo hayan notado, las mujeres inteligentes sabemos que las lágrimas ya no se usan para chantajear. ¡Entérense!

Definitivamente la vida se hizo para vivirla en armonía y tranquilidad. La sana convivencia con los del sexo opuesto es vital, no es para andar llorando como si todo el día estuviéramos viendo, o lo que es peor protagonizando, Dirty Dancing. Hay que manejar la ansiedad y guardar los pañuelos, las flores y los gritos para una ocasión que lo amerite.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.