COMENTARIOS

El reciclaje Foto: Getty Images

En el cine las segundas partes nunca han superado la primera, aunque los fanáticos de El Padrino y Star Wars profesen lo contrario.Tener una segunda temporada con un ex, es sinónimo de ¿retroceso o de madurez?

En quinto elemental aprendí cómo se reciclaba el papel: se cortaba el papel periódico en pedacitos, se dejaba remojar en agua con blanqueador y luego se dejaba tendido al sol sobre unas hamacas de anjeo. En sexto de bachillerato aprendí a reciclar novios: hacía confeti con sus corazones pensando que no eran lo que estaba buscando, los dejaba remojar en lágrimas mientras conocía a otro y los exponía ante los rayos nocivos de mi nuevo novio; hasta que me daba cuenta de que estaba mejor con el anterior que con el nuevo, así que lo cortaba, y regresaba al mismo punto departida con misma ficha, como en un juego de parqués. 

A mi favor debo aclarar que la culpa del reciclaje la tenían las monjas de mi colegio que les gustaba mantener la proporción 4:1 mujeres/hombres, con quién sabe qué fin religioso. La población mundial femenina es casi tres veces superior a la masculina, por eso, a falta de nuevos prospectos, está de moda cangrejear, léase acto de regresar con un ex.

En nuestra cultura echar para atrás significa retroceder, pero regresar con alguien también puede ser una muestra de madurez; dependiendo con el cristal con el que se mire. Para mí, las recicladoras (y me incluyo) somos de las que volvemos con alguien por la pura pereza. Y es que salir con una nueva persona es como haber comprado un par de tacones nuevos, al principio se sienten superincómodos, te aprietan a uno en todas partes y uno se siente inseguro al caminar. Por el contrario, el ex o novio viejo, es como un par de zapatos viejos que ya están anchados por el uso, son cómodos y hasta nos aguantan la pecueca. 

Las que regresancon los ex, basan su filosofía en la perla de sabiduría del conformista:“ es mejor malo conocido que bueno por conocer”. Muchas veces llegan a esa contundente conclusión porque no logran conocer un reemplazo mejorado de su príncipe defectuoso en menos de dos meses. Y como no hay hombre nuevo, resucita el viejo de entre los muertos y se queda atrancado en su cabeza como un casete de VHS pasando un video musical con imágenes de sus épocas más felices donde sonaban pajaritos cantando en el fondo.

En el cine las segundas partes nunca han superado la primera, aunque los fanáticos de El Padrino y Star Wars profesen lo contrario. En las relaciones, las segundas temporadas se parecen mucho al ejercicio de repetirse una película cualquiera… La segunda vez le descubre uno nuevos chistes, entiende mejor la tramao, por el contrario, se da uno cuenta de que la película tiene muchas más inconsistencias y errores técnicos de los que se dio cuenta la primera vez, pero, de nuevo, todo esto depende de qué película esté repitiendo usted.

También existe el caso de las mujeres que reciclan al ex como punto de referencia para comparar a cualquier futuro candidato. Y cuando uno le pregunta a su amiga qué tal le fue en sucita con el nuevo proyecto de novio, ella suele responder desesperanzada: “Es que el no estan detallista como Gabriel”, o “es que él no me encuentra el Punto G como lo hacía Fernando”.

Muchas veces cuando una pareja regresa, están tan felices (o tan borrachos) que padecen una amnesia temporal o Alzheimer emocional, se les olvida porqué fue que habían terminado si todo resulta de repente tan perfecto, hasta que los problemas empiezan a brotar comoronchas y, colorín colorado esa historia se vuelve a terminar; punto y aparte. 

El continuará de la historia sólo se logra cuando los involucrados están dispuestos a hacer ajustes y a aceptar el pliego de peticiones de cada parte, que a veces son más difíciles de lograr que las negociaciones entre las Farc y el Gobierno, y si no se logra el acuerdo hay que seguir el consejo de Cristina Saralegui cuando escapó de Cuba: “Chica, pa’trás ni pa’ coger impulso”.

Lo cierto es que la basura de una persona puede ser el tesoro para otra, y el testimonio de eso sale impreso todos los días en las páginas sociales de los periódicos locales. Es común ver a tu ex, alias ‘bueno para nada’, partiendoel ponqué de bodas con una pobre ilusa vestida de blanco que piensa que se ganó la lotería, es ahí cuando uno recicla alex, pero de otra forma, utiliza el periódico con su cara para limpiarle las necesidades a superrito; divina justicia.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.