COMENTARIOS

La única sobria de la fiesta: ¿aburrida o estratégica?

RevistaFucsia.com

La única sobria de la fiesta: ¿aburrida o estratégica? Thinkstock

Si para ti imaginarte una fiesta sin tomarte una copa es ilusorio y hasta te parece aburrido, te invitamos a leer estos truquitos de los que te darás cuenta solo estando sobria. Tal vez te animes a intentarlo por un tiempo.

Es bien conocida la creencia de que una botella puede cambiar el trayecto de una conversación, o puede hacer que un grupo se integre más y se caigan bien. Pero, ¿has intentado alguna vez ir a una fiesta y pasar la noche con soda? No estamos diciendo que tomarte tus tragos de vez en cuando sea algo malo, cada quien vive su vida a su antojo – y por supuesto que el delicioso sabor de una margarita luego de una extensa semana de trabajo, suena a una muy buena idea-.

Sin embargo, lo que sí te invitamos a que hagas- como un juego o como una experiencia nueva – es que pases una noche de rumba sin tomar. Te aseguramos te sorprenderás de las cosas de las que te das cuenta, que no ves cuando tienes varios tragos encima.

Por ejemplo el hecho de que te sientas atractiva cuando estás borracha. Cuando bebes demasiado no eres atractiva, aunque tu te sientas guapísima creenos que con el delineador corrido, con los dientes manchados de vino tinto y caminando en zigzag... hasta la mujer más divina se ve fatal. Es además una dieta súper buena, si lo haces por un tiempo notarás como la gente no para de decirte cuán radiante se ve tu cutis.

No te preocupes por la presión que podrías llegar a sentir si tu eres la única que no toma. Al contrario, si no estás tomando te vas a dar cuenta como a la gente no le importa si te tomas una copa o dos botellas. Además si hay alguien que está pendiente todo el tiempo de cuánto has tomado, de seguro tiene problemas con el alcohol.

Es sorprendente todo lo que puedes abstraer de una conversación sin alcohol. De verdad que se vuelven interesantes. Eso de que los tragos te vuelven más ingeniosa es un mito. Desinhiben, pero eso es otra historia: te puede llevar desde ser graciosa, hasta que dures toda la noche con la falda metida y ni te des cuenta.

Te darás cuenta de lo fácil que es dejar la fiesta en el momento indicado. Raspar fiesta es lo peor, sobre todo cuando tienes que madrugar al día siguiente. Otra cosa, trasnochar no le hará mucho bien a tu cutis ¡Los signos de la edad harán de las suyas!.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.