COMENTARIOS

Los 10 principios de la atracción

RevistaFucsia.com

Los 10 principios de la atracción Seguridad, independencia y buen sentido del humor, herramientas claves. (Foto: Thinkstock)

Solteras, casadas o entusadas: ninguna mujer se salva de pasar por el proceso de conquista que termina convirtiéndose en un juego de estrategias en el que gana quien mejor mueve sus fichas. A la hora de conquistar, ¿sabes cómo “jugar” ?

Quienes conocen de relaciones o quieren involucrarse en una, de seguro reconocen que en el amor hay que saber qué hacer y cómo actuar “¿Qué estaré haciendo mal? O...¿Si haré las cosas bien?¿Cómo lo conquisto?”, es lo que comúnmente las mujeres se preguntan apenas se presentan los primeros conflictos de pareja, o en muchos casos, cuando quieren lanzarse al agua y sumergirse en las mieles del amor. Todo se traduce en un  juego de “a que te cojo ratón” .  

La escritora Sherry Argot nos propone a continuación los principios de atracción que por ley debes poner en práctica a la hora de encontrar un hombre que te dé la talla.  

Principio #1 : Cualquier cosa que persigas, va huir inmediatamente
Estás en un proceso de conquista, no en una cacería por atrapar la mejor presa. Lo primero que espanta al sexo masculino es sentirse cohibido, vigilado, limitado y sobre todo, controlado. Cuando tenemos la misión enérgica de atrapar a un hombre, inmediatamente estas actitudes son visibles: buscamos enganchar a alguien, y nadie quiere comprometerse desde el momento de un saludo o un beso.

Principio #2: Una mujer es apreciada cuando es vista como un desafío mental.
Deja que trabajen con su imaginación, que recreen posibilidades y conjeturas sobre ti. Existen mejores formas de conquistarnos que con los detalles románticos que pertenecen al cliché. Los hombres valoran más a la mujer por la que se han esforzado conquistar  más de la cuenta, ya que reconocen que no es una chica del montón ni común y corriente. Una figura femenina que no cae ante el primer piropo o el ramo de rosas, se muestra como alguien fuerte y decidida, que tiene exigencias y que no es conformista. Solo un hombre que quiere una aventura, busca a las mujeres débiles. Los que se encaminan por una relación seria, quieren a su lado a las que tienen carácter y fortaleza. Actúa como un premio y él creerá que lo eres.

Principio #3: No le demuestres temor
Nadie se muere de amor, una premisa que debe estar clara en ambos bandos. Nuestra susceptibilidad y desconfianza constante nos hacen tener actitudes de miedo frente al hecho de que la pareja se vaya de nuestro lado, o el terror de darnos cuenta que no se fija en nosotras. Una mujer parada sobre sus principios no le demuestra a un hombre cuánto le produce miedo estar sin él. “Eres como el aire que respiro” es un indicio de que puedes dejarte absorber por la dependencia y la necesidad de tenerlo a tu lado.

Principio #4: Tu actitud sobre tí misma es la que un hombre va adoptar
La imagen que tengas de tí es la que reflejarás a los demás, y de paso, la manera como el mundo te trate. Tus comportamientos, ideologías, preceptos y formas de ver el mundo son las que definen tu personalidad,  cuánto te quieres y cómo quieres que los lo hagan. Si tienes una baja autoestima, no te valoras, eres insegura y desconfiada, de esa misma forma te tratará tu pareja sentimental.

Principio #5: Tener términos y condiciones indica que tienes opciones
Básico: poner límites y barreras desde un inicio. La mujer que le dice “Sí” a todo, inmediatamente obtendrá la imagen de una chica asequible a cualquier cosa, y no nos referimos solo a sexo. Si no tienes autonomía, decisiones propias, valores definidos sobre lo que tienes claro que debes y no debes hacer, fácilmente cometerás errores que son muy comunes en el inicio de una relación en la que estamos con alguien que conocemos poco.

Principio #6: No pidas cosas materiales e inmateriales
No pidas demasiadas cosas, no exijas lo que no necesitas solo para poner a prueba el afecto de tu pareja, deja que él dé libremente lo que quiera dar. Pedirle acciones u objetos hará que él deduzca dos cosas: que necesitas de ellos para suplir tus necesidades materiales y emocionales, y segundo, que eres una mujer apegada a lo físico. Permite que él mismo encuentre el momento y el detalle indicado para regalarte u ofrecerte, no te portes como una mendiga que quiere ser subsidiada. Entre menos le pidas, más te dará.

Principio #7: Dale espacio suficiente para que no se sienta en una jaula, y, por el contrario, quiera atraparte en la suya
Libertad, bendita libertad. No hay defecto que altere tanto como una persona posesiva. Obsesión no es sinónimo de amor, es sinónimo de inestabilidad emocional. Quien controla cada movimiento de su pareja o persona que le atrae, solo le da alas para que haga cosas a escondidas. No será sincero contigo y la pasará mejor en otro lado. Cuando lo dejas libre de para que haga lo que quiera, volverá más rápido a ti. Cuando él cree que tiene espacio suficiente, baja la guardia de inmediato.

Principio #8: Habla lo necesario

Tienes derecho de expresarte cuando quieras, pero no te conviertas en una molesta lora parlante. Cuando acabas de conocer a un hombre, lo indicado es que no trates de dar demasiado, no apresures las cosas ni lo satures de información. Esto es una señal de nervios y temor, y aunque es muy normal, no es conveniente que él note éste tipo de debilidad en tí; menos la importancia que le das. Eres tú la que tiene el trabajo de exploración para conocerlo y descifrarlo: así sabrás sus puntos fuertes y débiles y ya tendrás herramientas básicas para saber cómo actuar en el momento de la conquista.

Principio  #9: Antes del sexo, el hombre no está pensando con claridad. La mujer sí.
Relájate y disfruta el momento. Entiende que hombre y mujeres funcionamos diferente, pero sentimos muy similar. Ellos también tienen su  “corazoncito”, pero el sexo es un ente que los fortalece y con el que antes y después del acto sexual: cada una de las partes se comporta diferente. Ellos son más reflexivos en el después, nosotras antes de cualquier acto. Ellos sienten calma, tranquilidad y satisfacción posterior a la relación sexual, las mujeres tendemos a crear conflictos. Nosotras somos más emocionales al entregarnos, mientras que ellos son más instintivos. Sin embargo, un hombre enamorado lleva sus relaciones con la misma entrega y felicidad que una mujer que se encuentra en su misma posición.

Principio #10: Cuando una mujer compite con otra, se rebaja
No debes pelear, debes razonar ante una visible competencia que merodea al hombre que te gusta. Sacar las garras al mejor estilo de una tigresa de circo, solo hará que sientas vergüenza de ti misma, y muy pronto, también él. No debes estar con escopeta en mano disparando a cuanta mujer se le acerque: lo asfixiarás de inmediato y no confiará en ti.  


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.