COMENTARIOS

Manejar mal ya no es cuestión de género

Manejar mal ya no es cuestión de género Manejar mal esta asociado a los genes.

Un estudio de la Universidad de California estableció que la poca destreza para manejar puede estar relacionada con un problema genético.

Aunque usualmente se piensa que las mujeres manejan peor que los hombres, esto no del todo cierto: lo bien o mal que se maneja, al parecer, puede depender la programación genética de las personas.

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la universidad de California y publicado en la revista Cerebral Cortex, explica la existencia de malos conductores por la variación de un gen que afecta la memoria.

El estudio evaluó a 29 personas: 22 sin la mutación genética y siete que sí la tenían, y les pidieron que manejaran 15 veces en un simulador de carro y luego repitieran la prueba 15 días después. De acuerdo con declaraciones de Steven Cramer, director de la investigación, las personas que tenían la falencia del gen cometieron más errores desde el principio y olvidaron lo que aprendieron 15 días antes.

El gen identificado controla una sustancia llamada factor neurotrófico que está relacionada con la capacidad de reacción y con el buen funcionamiento de la memoria, por lo que su ausencia dificulta la recordación y la reacción a tiempo de quienes conducen.

Según lo mostrado en el estudio, es posible afirmar que el desempeño de los conductores no se deriva necesariamente del género de las personas, sino que puede haber un aspecto genético que lo determina

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.