COMENTARIOS

Máxima Zorreguieta, la reina holandesa con sangre latina

RevistaFucsia.com

Máxima Zorreguieta, la reina holandesa con sangre latina Sofisticada y elegante, así lució el día de sus coronación. Foto: EFE

Latinoamericana, con un estilo clásico y una carismática personalidad, la argentina Máxima Zorreguieta es ahora la reina consorte de Paises Bajos tras la coronación de su esposo el Príncipe Guillermo.

Argentina, 17 de mayo de 1971, María del Carmen Cerruti y Jorge Zorreguieta, una pareja inexperta,  espera el nacimiento de su primera hija: Máxima Zorreguieta, una bebé que llegó al seno de una familia de clase media alta y la que, desde aquel día, estaba destinada a ser la reina de Holanda.

En su época escolar asistió al Colegio Northlands. Según el  Diario El Clarín, de Argentina, en una entrevista a  Soledad Ferrari, autora de la biografía no autorizada Máxima, una historia real, “la verdadera Máxima fue una alumna normal, luchó toda su vida contra la balanza y nunca escondió sus ambiciones".

Era una mujer del común hasta que un 9 de junio de 1996 decidió salir de su país e irse a vivir a New York. Allí, con su licenciatura en Economía de la Universidad Católica Argentina logró trabajar en bancos como el HSBC y Deutche Bank, entre otras entidades, aunque llevaba una vida muy modesta en la ciudad.

Sin embargo, su futuro dio un giro inesperado cuando, con su amiga de infancia Cynthia Kauffman, organizaron un viaje a España en 1999. En ese país el amor llegó para quedarse. En una salida nocturna conoció a quien sería su actual esposo. Dejó a su novio alemán Dieter Zimmermann, por encaminarse en una carrera hacia la realeza, que comenzó desde aquel momento y se consolidó en 2002, el día de su boda con el Príncipe.

Su espontaneidad, sencillez y autenticidad le valieron, junto con su preparación académica,  el lugar en el trono holandés, cualidades que reflejó en su saludo a los ciudadanos, en el balcón del Palacio Real en la Plaza Dam de Ámsterdam (Holanda) durante el acto de coronación.

Las tres pequeñas del Palacio, Catalina Amalia -próxima heredera del trono- , Alexia y Ariana son su adoración. Para ella la familia es lo más importante y no solo en Holanda sino también en tierras gauchas, origen que no olvida.

La nueva reina holandesa se lanza al trono, aceptando su desafío como la primera mujer argentina con una corona europea en su cabeza. Armada de su gran sentido humano y con paso firme, continúa consolidándose como una de las reinas más queridas en Holanda.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.