COMENTARIOS

¿Paciencia virtud de sabios o de extraterrestres?

¿Paciencia virtud de sabios o de extraterrestres? Horizonte, foto: Thinkstock

Cuántas veces has sentido la necesidad de estallar antes circunstancias que te brinda la vida. Aquí te aconsejamos cómo controlarte.

Por RevistaFucsia.com

El reloj marcaba casi el cuarto de hora número 4 y Ana María estaba al borde de un ataque de nervios. Era la segunda vez que le preguntaba a la recepcionista por su cita (y ella, con un esmalte de uñas en una mano y una lima en la otra le respondía: tiene un turnito más y enseguida la paso); siempre pasaba lo mismo, pero ¿qué podía hacer? , esta cita era importantísima, hoy confirmaba si tenía cáncer de mama o no. No sólo había tenido una fuerte discusión con su jefe en la mañana, cuando le faltaban dos cuadras para llegar al hospital, un agente de tránsito le puso una multa por hablar por celular ( su esposo le había pedido prestado el manos libres esa mismo día).

La triste verdad es que la vida de muchos, por no decir que de la gran mayoría de los humanos se desarrolla así. Sin ánimos de ser pesimista ( hay días que ni te cuento), son éstos los que nos ponen a prueba y es en donde nos preguntamos: ¿paciencia, virtud de sabios o de extraterrestres?. Las circunstancias que muchos de nosotros vivimos, en dónde quisiéramos estallar y gritar a los cuatro vientos nuestro inconformismo ( ¡que algunos lo hacen!) es cuando debes sacar fuerzas infrahumanas, contar hasta 10, inclusive hasta 100 y pensar que no vale la pena desgastarnos ante estas injusticias. Deseas haber sido criado por unos monjes en la cultura tibetana y haber nacido en un pueblo tranquilo y olvidado por la sociedad.
Lejos de esto, es el mundo, ciudad, continente que nos tocó; así como la familia que nos toca (no la escogemos) tenemos que enfrentar la vida y lograr la tan esperada y trabajada ‘paciencia’. Y... ¿cómo hacerlo?:

Aunque todos nos enojemos a veces, no te fíes de la ira porque esta emoción te empequeñece y contamina, hace que sigas siendo pobre y teniendo miedo. Destruye el amor y te mantiene alejado de los demás. La ira es una señal que debes escuchar. Cuando te enojas quiere decir que tienes que cambiar algo. Escúchala y haz el cambio que tengas que hacer, pero no sigas enojado. Las personas que están enfadadas la mayor parte del tiempo están bloqueando los caminos que les llevan al desarrollo espiritual. Mientras estás enojada no puedes transformar el miedo en serenidad. Al sentir que la ira surge en ti, no la alimentes. Elige en su lugar disolverla por medio de una bondad incondicional.

Si estás cerca de una persona que siempre está enojada, protégete alejándote de ella y envíale, al mismo tiempo, una energía llena de amor y perdón. La ira no puede combatirse por medio de la fuerza. La paciencia es un sistema mucho más eficaz para ello. La impaciencia, que lleva a la ira, genera ansiedad, miedo, desaliento y fracaso. La paciencia, en cambio, crea confianza, decisión y una actitud generosa, lo cual lleva al éxito.

Recomendaciones:
- No gastes tu energía en la ira
- Cuenta hasta 10 antes de estallar
- Recuerda que no vale la pena perder el control
- Coge las riendas de tu vida (bien fuerte) eres el único que lo puede hacer y debes lograr controlarte.
- Sonríe y disfruta la vida


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.