COMENTARIOS

¿Se fue sin dar explicaciones?

RevistaFucsia.com

¿Se fue sin dar explicaciones? Thinkstock

Los trucos y pasos a seguir por si no sabes qué hacer con un corazón roto que no entiende de motivos ni razones.

Sentías que la pareja estaba bien, que iban para adelante y que su amor era sólido y seguro; pero de un día para el otro se fue. Decidió que lo mejor era separarse y se marchó sin que siquiera pudieras entender por qué. No lograste sacarle ni una palabra sobre su repentina decisión y solo te quedaron dudas y un vació que no sabes cómo llenar. ¿Qué puedes hacer en un momento así para ayudarte a ti mismo?

En primera instancia, es preciso que entiendas que la principal dificultas para vincularse la tiene el otro y no tú, ya que no es capaz de comunicar sus sentimientos son sinceridad y claridad.

Muchas personas, especialmente hombres, en respuesta a una educación muy severa, tienden a cerrarse cuando están mal y mantener distancia de quienes los quieren. Es algo que el otro tiene que trabajar y que está fuera de tu alcance: entenderlo te ayudará a bajar la ansiedad.

Por otro lado es importante que no te tortures pensando qué hiciste mal o bien. El fracaso de una pareja nunca es cosa de uno solo, por lo que es importante que- aunque estés triste- aprendas a relativizar: es probable que no sea ni la primera ni la última pareja que pierdas, y seguro será la oportunidad para encontrar alguien que sí se convierta en tu media naranja.

Para tener en cuenta:

-    Tu eres y siempre debes ser la número uno en tu vida. Por más que ames a alguien, tu estabilidad emocional va primero.

-    Dedícate a fortalecer tu personalidad y tu interior. Si estás estable contigo misma, por más dura que sea la separación, saldrás a flote con la cara en alto.


-    Si tu dolor se ha convertido en un problema, emocional y hasta laboral... consulta un experto y libérate de la culpa. Al final, no es tuya.

-    Aprende a no esperar motivos de su partida. Quedarse esperando a saber una razón- que puede que nunca llegue- es un desgaste que no necesitas y que te quita tiempo para hacer otras cosas- que sí valgan la pena-.


-    Por último, ten en cuenta que tu valor y tu fortaleza viene de adentro. Enfócate en frases y pensamientos positivos, repítelos diariamente y verás como algo va cambiando en ti. Te darás cuenta lo fuerte que te haces.

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.