COMENTARIOS

Tener roomates, cuestión de tolerancia

RevistaFucsia.com

Tener roomates, cuestión de tolerancia Thinkstock

Cuando se comparte apartamento con una o más personas, la convivencia puede llegar a convertirse en un tedio si no se plantean las reglas de juego desde el principio. Te contamos cómo evitar que tu vida con compañeros de vivienda sea un martirio.

Primero es fundamental tener en cuenta que todas las personalidades son distintas y que por ende puede que en algún momento se presenten discordias o puntos de opinión opuestos. Pero, tanto en la vida profesional como en la personal, te encontrarás con personas que piensen diferente. Lo importante aquí, es saber manejarlo e incluso sacar provecho de opiniones diversas a la tuya. Muchas veces un punto de vista distinto se convierte en un buen consejo para ti.

Una vez estés viviendo con esa(s) persona(s), hay que establecer unas reglas claras para la convivencia. Siéntate con ellos(as) y conversa acerca de qué les gusta y qué no. Horas de visitas, rumbas... hasta quién se baña primero es importante. Hablar todo de una vez es la clave del buen funcionamiento de las reglas, una vez se establecen no hay vuelta atrás y la convivencia será más amena.

Si las personas con las que vives son tus amigos entonces todo será más fácil. Sin embargo, hay que tener presente que si el juego no está claro, vendrán conflictos. No querrás perder un amigo por algo tan básico como establecer unas condiciones.

Finalmente ten presentes, preferiblemente antes de mudarte, quienes son esas personas con las que te vas a mudar. De dónde vienen, cuál es su familia, etc. Recuerda que la seguridad es primero y que hay otros factores que también influyen como la educación y la moral.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.