COMENTARIOS

Tu lado masculino Pantherstock

La diferencia entre hombres y mujeres es natural, necesaria y no tiene porqué generar gran conflicto. Conócete, descubre tu lado masculino y disfruta la diferencia.

     No son pocos los libros de sicología que se han escrito sobre la naturaleza de hombres y mujeres y de sus principales diferencias. En RevistaFucsia.com consultamos ¡Viva la diferencia! Escrito por la psicóloga chilena Pilar Sordo.

Según la experta todos tenemos un lado femenino y uno masculino. En algunas personas predomina más uno que otro y esto es independiente al género, es decir que algunos hombres pueden haber desarrollado más su lado femenino y algunas mujeres el masculino, sin que implique que sean homosexuales. Es un tema sicológico, no sexual o de género.

Sordo, quien escribió este libro después de concluir una exhaustiva investigación de 3 años con hombres y mujeres de diferentes edades, llegó a una de sus principales concusiones: por naturaleza las mujeres buscan retener mientras los hombres soltar. Entre esa tensión todos vivimos el día a día.

Lo femenino
Generar vida está asociado con el retener, con adoptar el esperma para fabricar un feto que es guardado en el vientre hasta que se convierte en un nuevo ser. Es una función biológica que Sordo traslada al plano sicológico, ella dice que el retener es común en las mujeres.

“Ejemplos de esta capacidad retentiva propia de lo femenino tienen que ver con el hecho de insistir, de preguntar, de necesitar chequear los sentimientos de los otros; ‘me quieres’, ‘¿me extrañaste?’, ‘¿cómo le fue?’ ‘cuéntenme’, ‘¿qué les pasa?’. También uno retiene cuando colecciona los dibujos de los niños, cuando guarda cosas que a lo mejor ya no le sirven, pero que por un valor emocional somos incapaces de desprendernos de ellas”, explica Sordo.

Lo femenino está determinado por la necesidad de sentirse necesitada y eso hace que las mujeres no puedan soltar fácilmente, buscan su identidad en lo que hacen y no en lo que son, sienten que en la medida en la que hacen ciertas cosas son más útiles y más queridas.

Lo masculino
El soltar es propio de lo masculino, desde la función biológica de la eyaculación en la que debe soltar el esperma para que vaya a cumplir su función. Es una característica, que al igual que lo femenino, se puede aplicar en el plano sicológico.

Según Sordo, no es una casualidad que los hombres puedan reiniciar su vida sentimental con mayor rapidez después de una ruptura, ellos buscan emprender nuevos proyectos, cambiar constantemente. “Lo masculino estaría gobernado por la necesidad de admiración.  Esto dificulta el retener, ya que para poder ser admirado por la persona o el público al que se está seduciendo o encantando, los hombres deben cambiar permanentemente de objetivos; solo así la observación estará constantemente centrada en esa admiración”.

Conéctate con tu lado masculino
Entrar en armonía con los dos lados, el femenino y el masculino, es una manera de llevar una vida mas equilibrada, de entender mejor a los hombres y de juzgarlos menos. También es una forma de conocerse a si misma para llegar a acuerdos con la pareja sobre lo que se necesita para estar tranquilos y felices.

Pilar Sordo recomienda que las mujeres aprendan a dejar de lado lo que les hace daño o no les gusta sin quejarse constantemente, es un buen ejercicio para aprender a soltar. También es bueno que se suelten en el plano sexual, que suelten su orgasmo y placer sexual para que puedan vivir su sexualidad de manera íntima y placentera

En la medida en la que las mujeres suelten en todos los aspectos, el sexual, la alimentación, los cuidados físicos, sus emociones… Podrán vivir con menos tensión.  Los hombres en cambio deben avanzar en su función de retener, de aprender a cuidar lo cotidiano, de entender que hay una construcción progresiva y no solamente una evaluación de metas cumplidas.

“Al preguntarme por qué para las mujeres era tan difícil soltar y por qué para los hombres era tan complicado poder retener, llegué a la conclusión, de que existen dos principios –femenino y masculino- que gobiernan nuestra existencia y que, de alguna manera, determinan en el proceso de soltar, por un lado, la dificultad de las mujeres y , por el otro, la facilidad de los hombres”, concluyó Sordo.      
                                                   

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.