COMENTARIOS

Dietas y famosos Foto: Archivo Fucsia

Seguir una dieta está de moda entre los personajes de Hollywood, y hablar de ello es el tema obligado en cualquier reunión de estrellas. Aunque no por eso nuevas, estas son las dietas que hacen furor.

Mientras en el mundo hay más de 300 millones de obesos y en Estados Unidos 80 por ciento de las personas mayores de 25 años padecen sobrepeso, cifras que hablan por sí solas sobre un serio problema de salud pública y una epidemia mundial, las estrellas de Hollywood y del jet–set se enfrascan en toda clase de esfuerzos y sacrificios para conservar sus esbeltas figuras. 

Hacer dieta está de moda y hablar de ello se ha convertido en el tema obligado de reuniones y fiestas. En medio de los corrillos durante las diferentes entregas de premios o de las diversas semanas de la moda y tras bastidores, se oyen infinidad de comentarios que van desde “como has adelgazado”, hasta “¿quién es tu dietista?”. 

Los gurús, padres de las diferentes técnicas para adelgazar, son los personajes del momento y hablar de ellos y de ello ya no es un tabú. Todo lo contrario, proclamarlo a diestra y siniestra hace parte del espectáculo y de la avalancha de imágenes y comentarios que tienen que ver con el tema.

En un artículo publicado en el New York Times, la periodista Kate Betts dice que “el accesorio del momento son las dietas”. Y de ahí que no sea raro ver a estilistas, peluqueros, diseñadores, actores, cantantes, conductores de shows, presentadores, y todo tipo de personajes excéntricos contando calorías, elaborando complicadas tablas de nutrición y hasta llevando en sus carteras enormes termosde aluminio con exóticos brebajes que pretenden convertirse en la panacea para quemar calorías de más.

Según la escritora, la gente de Hollywood ha caído rendida ante una especie de ‘fiebre de dietas de capricho’ y está tentando a sus amigos y conocidos para que se les una. Con éxito o sin él, los famsosos, han creado mini sociedades, cada una con una dedicación común a un régimen específico, y junto a esto, han descubierto el emocionante espíritu de pertenecer a una especie de secta que le rinde culto a una determinada tendencia antigordura.

Las más famosas

Son muchas las dietas que están de moda y los famosos que las siguen. Van desde las macrobióticas hasta el conocido régimen del doctor Atkins, cuyas modificaciones a lo largo de los años han dado para varias ediciones de libros con muchas variaciones.

Entre las estrellas que están en la onda macrobiótica, a base de té verde y otras hierbas, se encuentran la actriz Gwyneth Paltrow y la cantante Madonna, quien siempre ha declarado su obsesión por el yoga y por todo lo que con lleva.

Seguir una dieta macrobiótica implica tener un espíritu especial que logre el matrimonio ideal entre cuerpo y alma. La verdad es que una dieta de esta envergadura requiere de concientirzarse espiritualmente para ponerse en paz y de esta manera lograr que el exterior se vea bien. Bajo la filosofía de que el cuerpo es el reflejo del alma, los que la siguen están convencidos de que lo que hay que alimentar bien es el interior aunque el exterior se vea desnutrido.

La dieta macrobiótica fue propuesta por un médico japonés basándose en la filosofía budista zen. El fundamento es que las enfermedades no afecten a las personas macrobióticas, así que más que un sistema para adelgazar, es una filosofía de vida. Para los macrobióticos, los alimentos tienen los componentes de las fuerzas del mundo, el yin es la fuerza suave o femenina (frutas o verduras) y el yanges la resistencia masculina (cereales integrales), y para conseguir el equilibrio deben consumirse en una proporción, a favor del yang, de cinco a uno.

Para empezar con este tipo de alimentación hay que ir gradualmente en siete etapas, en las que se va eliminando el aporte proteico de origen animal hasta llegar, en su última etapa, a ingerir sólo cereales, que se consumen crudos o cocidos, nunca fritos. Aunque para muchos es el régimen perfecto y lo siguen durante toda su vida, para otros es una dieta peligrosa, porque su baja presencia de proteínas, a la postre da lugar a una desnutrición hipoproteínica, que degenera en problemas como diarreas, cefaleas, alteraciones del ciclo menstrual, decaimiento y mayor porpención a las infecciones.

Zona de conflicto 

Por su parte, Jennifer Aniston, Cindy Crawford, Kristin Davis y Courtney Love prefieren seguir la dieta de La Zona. La Zona, introducida por el doctor Barry Sears en 1980, es una de las dietas que más ha sonado en los últimos años y se basa en controlar los niveles de insulina —muy baja en calorías— y evitar así los excesos de grasa. Lo primero que pide este régimen es que se calculenlas necesidades nutricionales individuales, basándose en la cantidad de masa magra que contiene el cuerpo y en el nivel de actividad de la persona.

Se debe, entonces, consumir la misma cantidad de proteínascarbohidratos y grasas en cada comida para lograr un promedio de 30 por ciento de proteínas, 30 por ciento de grasas y 40 por ciento de carbohidratos. La persona que la sigue debe consumirtres comidas al día y dos bocadillos a media mañana y a media tarde, pero sólo con alimentos permitidos en La Zona. 

En general, impulsa el consumo de proteínas bajas en grasa, de grasas no saturadas, de frutas y de vegetales. Se podría decir que este régimen es uno de los más balanceados, pero sus detractores aseguran que al seguirlo es difícil obtener todos los nutrientes que necesita el cuerpo. Debido a esto, se puede presentar deficiencia de todas las vitaminas del complejo B y tampoco seingiere toda la fibra requerida por el organismo, por su bajo contenido de granos.  Por esto, los expertos aconsejan hacerla durante poco tiempo y nunca durante toda la vida.

Las dietas vintage

Al igual que la moda, hay muchas dietas viejas, rescatadas de los anaqueles del olvido, que se imponen nuevamente. En este grupo esta el famoso Herbalife —complemento alimenticio que reemplaza unas comidas— o la del conocido doctor Atkins que es la que más resultados ha demostrado, a pesar de que existen muchas contraindicaciones de parte de sus detractores.

Esta dieta, según el artículo, es la preferida de la alta sociedad neoyorquina y departe del jet–set, dentro de quienes se encuentran la sofisticadapareja de hermanas Marie Chantal de Grecia y Alexandra Von Furstenberg, el diseñador Michael Kors y la actriz Reese Witherspoon.

Este régimen es conocido por basar toda su teoría para perder peso en el consumo de proteínas, como carnes rojas, pescados, mariscos y pollo; y en la eliminación casi total de los carbohidratos (harinas engeneral) de la dieta. En este caso, los vegetales están permitidos, aun cuando no en exceso, y no todos.

La dieta del doctor Atkins fue introducida en los años 60, y desde entonces ha estado de moda, aunque con altibajos. Se trata de un régimen en el que prácticamente se eliminan los hidratos de carbono y los azúcares durante los 15 primeros días, porque considera que la glucosa es un auténtico enemigo para la salud y laúnica causante de la obesidad. 

Su éxito radica en que permite comer la cantidad que se quiera de los alimentos permitidos, que a la postre nunca es mucho, porque es una dieta que sacia con facilidad. Al no ingerirse carbohidratos, el organismo recurre a la metabolización de las grasas de reserva para obtener la energía necesaria, y de esta manera quemar calorías.

Quienes están en contra, dicen que su eficacia es transitoria porque la rápida pérdida de peso se recupera inmediatamente cuando se vuelvea ingerir carbohidratos. Además, por ser una dieta rica en ácidos grasos saturados y colesterol puede dar lugar a importantes complicaciones cardiovasculares o a insuficiencias hepáticas. También aumenta el ácido úrico, lo que causa estreñimiento, mal sabor y olor de boca.

Vigilantes del peso 

Esta tendencia que prácticamente es para ‘obesos desesperados’, ha sido usada con éxito por personajes como Anjelica Huston, Dolly Parton, o la famosa Rosie O’Donell. Aunque no es una dieta en sí, busca como primera medida aprendera ‘comer menos’, ya que muchas veces los problemas de sobrepeso tienen que ver con obsesiones compulsivas por comer.

Aunque este tipo de regímenes se hacen más con un siquiatra de cabecera que con un nutricionista, porque tienen que ver más con desórdenes alimenticios y patologías (comedores compulsivos, anoréxicos, bulímicos), quienes las siguen se afilian a grupos de apoyo que funcionan de la misma manera que los alcohólicos anónimos.

De esta manera,  fundan grupos de ‘vigilantes del peso’ cuya función es lograr que se disminuya el consumo de comida entre los miembros de su grupo, mientras se llega a la verdadera raíz de su problemaalimenticio y se trata con profesionales. Para lograr resultados hay que crear grupos afines —de trabajo o familiares— ya que hay que estar prácticamente las 24 horas del día pendiente de las otras personas.

En fin, a pesar de que existen infinidad de dietas y tendencias, que van y vienen en materia de moda, como los kilos que se suben y se bajan con ellas, pocas han logrado resolver de plano los problemas de sobrepeso permanentes de las estrellas.

Está visto que ningún régimen que se siga irregularmente sirve. De hecho,las bellas figuras que vemos en las temporadas de las series de televisión más conocidas, o en las pasarelas de moda, o en las películas del momento, muchas veces han sido sometidas a intensas jornadas de hambre que a la postre lo único que logran son graves problemas de metabolismo, y hasta consecuencias irreparables en algunos órganos vitales.

En este sentido, la novedad es diversión y muchas de las dietas de moda trabajan en un tiempo limitado. Lograr que alguna sea efectiva a largo plazo y mantenerse así es lo más complicado a la hora de seguir un régimen específico, y puede ser cuestión de una simple temporada de moda

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.