COMENTARIOS

¿Sin tiempo para ejercitarte? Trucos para bajar de peso en solo 15 minutos

RevistaFucsia.com

¿Sin tiempo para ejercitarte? Trucos para bajar de peso en solo 15 minutos Una forma eficaz de ahorrar tiempo es comprar un temporizador y cumplir con los horarios que te propones. (Foto: Thinkstock)

Si estar en un gimnasio por horas no es lo tuyo, o si en cambio eres la mejor amiga del ejercicio pero el reloj juega en tu contra, la claves es engañar al tiempo y aprovecharlo de verdad. El primer paso: sacando un minuto para leer este artículo. Un paso a paso para programarte y adelgazar en medio de la rutina laboral.

Tu propósito del año fue claro: esta vez sí hago ejercicio. Quieres, tratas pero no puedes: el tiempo parece desvanecerse con las manillas del reloj, y, nuevamente estás postrada en frente de un escritorio, arreglando la casa o estudiando para parciales.

Ganas, motivación o por lo menos, el propósito está. Es momento de comenzar y sacarle tiempo al tiempo. ¿Crees que no puedes? 24 horas del día te ienen que alcanzar, te lo aseguramos. La nutricionista Selene Yager nos propone algunos de sus infalibles trucos para sacar tiempo de donde no hay.

•    Planifica tu día: Sé juiciosa y estricta con tu cronograma diario, por lo menos, 3 veces a la semana, incluyendo fines de semana. No te decimos que no te diviertas o te pegues a un plan improvisado después del trabajo o la universidad; programa tu día con las horas más productivas (comúnmente es la mañana hasta las 12 del día) y realiza el trabajo más pesado en este periodo de tiempo. Así, en la tarde y en la noche estás menos cargada de responsabilidades o te quedan por hacer tareas que terminas más rápido de lo que te plantillaste. ¿Resultado? ¡Tiempo libre! Aprovecha para caminar, saltar lazo por un minuto, subir y bajar escaleras, tomar agua o montar cicla. Créelo: 15 minutos de cualquiera de estas actividades te ayudarán a controlar tu peso, e incluso, reducirlo.

•    Hora pico, hora de hacer ejercicio: Sabemos que quieres salir disparada para tu casa apenas el reloj marca la hora de salida, pero del afán solo quedan los trancones. El tiempo que gastas estancada en un bus, en el carro y  detrás de una fila de automóviles, lo puedes aprovechar haciendo ejercicio en tu misma oficina, en un gimnasio cercano a tu empresa o en la misma universidad. Si haces cuentas, cuando sales una hora después de la hora crítica (hora pico), te rinde igual o más que si sales en pleno ajetreo. Llegas a casa descansada, sin soportar pitos, empujones o conductores molestos, y, además, sin un peso encima.

•    Compra un temporizador: A veces gastamos más tiempo del planificado en nuestras actividades diarias. Cosas como hacer varios deberes al tiempo o distraerse con nada, nos quitan productividad, eficiencia y minutos valiosos. Establece un temporizador para esas pequeñas cosas como arreglar la cocina, revisar el correo, asear el cuarto, hablar por teléfono, ver televisión, etc. Pon límites de tiempo y te moverás más rápido en tus quehaceres.

•    Menos tiempo en Facebook:
La red social que acapara todos tus valiosos minutos. Si entras varias veces al día, con que solo lo hagas una vez, te ahorrarás por lo menos 20 minutos preciosos y ejercitantes. Según cifras, gastamos 7 horas al mes ingresando a Facebook y comunicándonos con otros a través de este medio un promedio de 15 minutos por día. Acorta las sesiones, una en la mañana y otra en la tarde.

•    Graba tus programas favoritos: El fin de semana es el mejor tiempo libre para acostarte en tu cama y ver tus shows de tv preferidos. Así tienes tiempo de sobra en las noches para montarte a tu cicla estática o ir al gimnasio (¡hace tanto que no lo hacías!)

•    ¿Limpiadora compulsiva?: El ejercicio del aseo hogareño también es excelente para moverte desde casa. Sin embargo, no seas una desquiciada del orden y toma ese  momento para levantar pesas, trotar o hacer un rato de yoga. ¿En necesario desaprovechar un día soleado arreglando la biblioteca en vez de salir al parque y poner a ejercitar  tu cuerpo?

•    Compra el tiempo: Paga por los servicios que te absorben mucho tiempo. Contrata un servicio de lavandería, de limpieza o para cuidar los niños por lo menos dos veces por semana (en días laborales). Si tienes los medios para hacerlo, no seas la trabajadora, la ama de casa, la niñera y la administradora de tu edificio. Simplifica tiempo y busca ayuda para que las horas de trabajo se conviertan en horas de ejercicio o de caminatas largas. Mover un poco los músculos e4s igual a quemar grasa y mantener tu cuerpo activo.

•    Menos tiempo navegando en Internet: No te prives de ser una más dentro del mundo virtual, pero no desperdicies horas navegando por la web y haciendo actividades innecesarias. Sé práctica y veloz, la Internet así lo permite. Aprovecha esta bondad tecnológica. En la oficina, por ejemplo, no dejes que los correos se acumules: es desgastante y quita demasiado tiempo. Mail que llega, mail que revisas, contestas, archivas o deshechas. Deja un rato para chatear, pero no te conectes el día entero a sabiendas de que eso te quitará tiempo para cosas prioritarias.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.