COMENTARIOS

Terapia: clave en una dieta

Fucsia.co

Terapia: clave en una dieta Foto: Pantherstock

Los grupos terapéuticos cumplen un rol fundamental cuando hay que bajar mucho de peso, porque ayudan a sentirse identificados y darse cuenta de que otros pasan por lo mismo.

Cuando se quiere bajar de peso, la asistencia terapéutica grupal es uno de los puntos principales del tratamiento, porque resulta ser el lugar donde el paciencia empieza a poder desdramatizar lo que le sucede, viendo que hay otras personas que comparten su mismo problema. Que no es algo restringido, que a mucho les sucede lo mismo.

En los grupos, el problema deja ser personal, y pensamientos como ‘el mundo me engañó’ o ‘por qué tenía que sucederme esto a mí’, pasan a ser compartidos.

El primer tema que se habla en los grupos es la diferencia entre minimizar y desdramatizar, porque no es lo mismo
. Cuando se desdramatiza, se puede trabajar mejor. Cuando se minimiza, se deja de abordar el tema porque no parece importante. Por ejemplo, no se ve importante ‘comer una galletita’, mientras que en el grupo sí se lo toma como algo relevante porque una galletita lleva a la segunda.

Compartir experiencias permite aprender de los demás. En los grupos se quiere lograr compartir el tener éxito. Ésta es la diferencia con un grupo de autoayuda. Por lo general, no se sabe o no queda bien claro qué es el trabajo en grupo. Se supone que es agruparse. En realidad, es mucho más que eso. Significa utilizar los relatos de todos los que asisten de manera tal que sirva para realizar la tarea. Es poner la palabra justa en donde predomina la acción desmedida. Esto lo tiene que hacer un experto que puede ser un psicólogo, un psicoterapeuta o técnicos en dinámica de grupo.

El objetivo del grupo es controlar la conducta, no compartir la mala conducta.
El grupo de autoayuda, en este sentido, sigue dramatizando. Se reformulan los discursos a favor de la tarea. Lo resignifica, es decir, el paciente propone lo primero que ‘le viene’ y el coordinador lo transforma en algo útil para todos.

Además, el grupo, que es algo más que la suma de todas las personas, da poder. Porque no solo no se está sol, sino que bien encaminado. Es el lugar de la psicoterapia. El paciente viene buscando que se le cambie la cabeza y ésa es la idea. Se busca que ya no tenga hambre físico ni mental. Hay mucha gente que está más dañada psíquicamente que físicamente. la ‘cabeza del obeso’ no existe. Existe la cabeza de una persona que ha desarrollado una adicción en exceso y posee las particularidades que tiene alguien que porta el exceso de peso. Lo que tiene en común con otras adicciones, es que no puede parar, en este caso, con la comida.

A partir del malestar que esto le produce, empieza a bajar su autoestima en algunos aspectos, comienza a quedarse más quieto y se torna más cómodo. El ‘más quieto’ involucra también la quietud mental, se pierde la creatividad.

Una persona que está preocupada por un problema, tiene menos energía en otros ámbitos de la vida y se la dirige sólo al problema. Cuando empieza su proceso de delgadez, se da cuenta de que, por ejemplo, le interesaba más trabajar en otras cosas o desarrollar tareas creativas. Empieza a tener más tiempo para divertirse y jugar.

Como consecuencia de la gordura, las personas ven muy condicionados sus gustos y no se dan cuenta. Es notorio cómo la gente deja de hacer cosas porque no las puede realizar y cree que no le agrada. Cuando empieza a modificar hábitos, redescubre sus gustos. Para un problema grave, se necesita un tratamiento agudo, esto quiere decir día tras día, tal como se trabaja en los grupos terapéuticos.
                                                              

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.