COMENTARIOS

Maquillaje para primíparas en 9 pasos

RevistaFucsia.com

Maquillaje para primíparas en 9 pasos Foto: Archivo Júpiter

Aún no te explicas cómo ni bajo qué “brujería” muchas mujeres logran mantener su maquillaje perfecto durante todo el día. El hechizo mágico es una buena previa además de, mala noticia para ellos, tomarse su tiempo. Si apenas das tus primeras pisadas en el arte del maquillaje, este artículo es para ti.

Para convertir tu rostro en una obra de la estética, no requieres toneladas de productos o una hora encerrada en el baño mientras el reloj y tu novio te presionan. Unas optan por la sencillez, otras por impactar. Sea cual sea el estilo que prefieras (y que vaya con tu personalidad, o de lo contrario parecerás disfrazada para Halloween), la verdad es una: hay que ir con calma, tanto con el cuidado de la piel como con  la elección de los implementos. Convertirte en una maga para los trucos de belleza es fácil: con el paso de los días y la práctica se hace la maestra.

En sus marcas, listos... ¡al espejo!
Cuando elegimos recurrir al maquillaje para nuestro arreglo personal diario, es necesario que seas consciente de que con el paso del tiempo puede que te veas diferente el día que no te lo apliques. Por eso te aconsejamos el maquillaje sobrio, natural, sutil y que resalte las facciones propiamente femeninas, como los labios, los ojos o las cejas.

Pero si definitivamente quieres tomar el riesgo y experimentar con los productos, una excelente recomendación de las expertas es utilizar uno “fuerte” en una sola zona del rostro: puede ser el labial, puede ser un delineado de ojos bastante recargado o unas sombras que vayan con tu look del día. Consejos para antes de:

•    Previo a iniciar tu rutina de maquillaje, define de cuánto tiempo dispones y elige con antelación el tipo que usarás ese día. Ten en cuenta tu ropa, presentaciones en la universidad, reuniones laborales, almuerzos o si es fin de semana de fiesta, los días por excelencia para ponerse experimentales.
•    Un tiempo ideal (y de hecho, récord) son 15 minutos, contando con una buena hidratación y explotando muy bien los detalles de tu rostro.
•    Cada mañana debes preparar tu cara para la sesión. Como asumimos dormiste con el rostro  totalmente limpio (y si no es así, es una obligación que lo hagas), solo tienes que darle un pequeño repaso durante o después de la ducha.
    Para rematar el proceso de hidratación, deja que el agua del baño se seque por si sola en tu cara (solo si no estás expuesta al sol)
•    Si tienes piel grasosa, aplica crema limpiadora y retírala. Si prefieres los astringentes, no exageres con su uso. De lo contrario, un jabón especial y agua serán suficientes.
•    Ponte protector solar de acuerdo a la sensibilidad de tu piel. Éste nunca debe faltar, incluso cuando no hay días soleados.
•    Deja que la crema hidratante actúe mientras te cambias o desayunas.
•    Recógete el pelo para que la cara esté bien despejada y no te estorbe al momento de comenzar con el maquillaje.

8 sencillos pasos
Si tu cosmetiquera más bien parece un estante de supermercado de la sección “Belleza”, ten en cuenta que para quedar bien maquillada no necesariamente tienes que usar cuanto producto compres o  te regalen. Esto es lo que realmente necesitas.

1.    Pon corrector de ojeras (solo si lo necesitas) con la ayuda de un pincel pequeño. Haz lo mismo en las arrugas muy marcadas y en otras imperfecciones de tu rostro.
2.    Momento de la base. Esta te ayuda a emparejar el tono de la cara, por lo que debe ser de un color similar o un poco más claro que el de tu piel. Cuando vayas a comprarla, las impulsadoras y especialistas pueden asesorarte de acuerdo a tu tipo. Usa una espuma y distribúyela uniformemente por todo el rostro.
3.    Retoca con color oscuro las partes sobresalientes de la cara (como la nariz y el mentón). Esto o te ayuda a esconder defectos de estas zonas o a resaltarlas si son refinadas.
4.    Una vez se seque la base, arranca por los ojos. Usa siempre dos sombras, sin importar el tamaño o expresión. Primero, una clara que le dé luminosidad y luego otra oscura para la profundidad. Si quieres que se vean más grandes, aplícate delineador al borde de las pestañas superiores. Cuando quieres que se vean alargados o finos, haz lo mismo en la parte de abajo. Si no estás acostumbrada, vas a sentir cosquilleo y hasta lagrimeo en las primeras ocasiones.
5.    Seguimos con las pestañas. Muchas mujeres aún siguen cargando el famosos “encrespador”, el cual no es muy recomendable: las parte, las debilita y, esto va para aquellas que no tienen idea de cómo utilizarlo, no les da una forma bonita, sino que las deja en un ángulo de 90 grados. Tenemos la popular cuchara o tapas metálicas que, si se hace con cuidado, le horma naturalmente las pestañas y hace más fácil el procedimiento de aplicación de la pestañina.
6.    Con la pestañina debes elegir, desde el primer instante, una que tenga las características adecuadas para tu tipo de pestañas- Si quieres darles volumen, largo o si de verdad necesitas que sean a prueba de agua. El inconveniente de éstas es que están hechas con químicos muy resistentes, precisamente, para que no se corran fácilmente, por lo que tus pestañas se “acostumbran” al producto para poder mantener la forma. Una vez cambies a una pestañina que NO  es a prueba de agua, será mucho más difícil encresparlas y que se adhieran al nuevo artículo.
7.    El rubor le da más vida al rostro, más aún cuando eres muy blanca o de tez amarilla. Coloca un poco en tus pómulos, desde atrás hacia delante, y luego difumínalo. Siempre de manera diagonal, nada de círculos, menos para las cachetonas. En el momento de la difuminación, irá ajustándose al pómulo, así que no te preocupes.
8.    Para los labios, sean de la forma que sean, te recomendamos el uso de un pincel. Esto deja que se esparza mejor y que la forma no se pierda.
9.    Las cejas deben verse lo más naturales posibles. No siempre tienes que pintarlas; con un buen cepillo puedes ponerlas en su sitio. Sin embargo si quiere recurrir al lápiz de ojos para hacerlas más oscuras o más largas, lo apropiado es hacerlo con uno de color café muy oscuro o con sombras, para que no se vean demasiado artificiales ni exageradas.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.