COMENTARIOS

Esto es lo que tienes que tener en cuenta al leer la etiqueta de un producto de belleza

Fucsia.co

Esto es lo que tienes que tener en cuenta al leer la etiqueta de un producto de belleza Foto: 123rf

¿Sabes realmente lo que estás comprando? Vuélvete una experta, no comas cuento y escoge el mejor producto con estos simples tips para a la hora de tus compras.

¿Cuántas horas no hemos pasado frente a los estantes de la sección de belleza de tiendas y supermercados con dos o tres productos en las manos sin saber cuál escoger? ¿Cuántas veces leemos y releemos la etiqueta de cada uno buscando encontrar ese diferencial que nos llevará a inclinarnos por una crema o por otra?

Todas nos acabamos de sentir 100% identificadas, ¿verdad?

Pero lo que nadie nos está contando de esa escena es que realmente hacemos una lectura muy superficial de la etiqueta. “Ultra humectante”, “absorción rápida” “sin sensación grasosa”, “efecto anti- edad”, “fórmula concentrada de ingredientes activos”, “resultados asombrosos”, “ piel más suave y luminosa”... ¿suena familiar?

Si esta es la lectura que privilegiamos,lo que realmente terminamos comprando es la capacidad de vender y de enamorar de la mente creativa que escribió la etiqueta, no el producto como tal.  Estamos olvidando escarbar en lo que realmente importa:de lo que está hecho el producto y lo que eso significa en nuestra piel.

Mucha atención y a tomar nota para que la próxima vez que te llame el escaparate de belleza, llegues totalmente preparada para saber qué es lo mejor para ti gracias a los siguientes tips.

El orden de los factores sí altera el producto

Es muy importante tener en cuenta que en este caso la declaración de los ingredientes sí es importante. Estos son enumerados en las etiquetas de manera decreciente, es decir que los componentes que figuran de primeros suelen ser los más abundantes.

Los primero ingredientes en la lista suelen ser los de mayor concentración y por lo tanto los que mayor efecto tendrán en nuestra piel.

Siguiendo este lineamiento, si uno de los componentes que aparecen al principio es el aceite mineral o “mineral oil”, esto significa que se trata de vaselina y por tanto es un producto no especializado o de bajo costo.

Así pues, si un producto se jacta de llevar colágeno, ácido hialurónico o de tener concentración de algún componente natural y estos no aparecen en la primera mitad de la lista de ingredientes, se trata de activos mínimos y por lo tanto los resultados probablemente no serán tan reveladores como lo estabas esperando.  A veces sí vale la pena pagar más, especialmente cuando se trata de tu piel.

Revisa el tiempo de vida útil del producto

Aunque parecieran productos sin tiempo de expiración, la cremas y productos de belleza también tienen un  tiempo de vida, por eso es muy importante saber cuál es el tiempo de conservación después de su apertura.

Para esto sólo tienes que fijarte en un símbolo de “tarrito o bote abierto” con un número y una M en su interior que aparece en todos los envases de tus productos de belleza.Si dentro de este símbolo aparece 6M, esto querrá decir que el producto tiene un tiempo de 6 meses de conservación luego de su apertura y así sucesivamente. Sí, esto quiere decir que puedes botar ya mismo esa crema que lleva 3 años en el baño de tu mamá y que ahora decidiste usar porque todo lo pasado fue mejor.

¿Qué tan natural es mi producto?

Ahora ya podrás saberlo pues por regla de la INCI (International Nomenclature of Cosmetics Ingredients) los componentes químicos se escriben en inglés, español, francés o cualquier lengua viva local mientras que los naturales deben aparecer en latín. Es una excelente manera de medir si realmente lo que te están prometiendo es realmente tan natural como lo pintan.

Lee también: ¿Conoces la diferencia entre la cosmética tradicional. orgánica y vegana? Mitos y verdades

¿De qué debo desconfiar?

A menos de que seamos químicos o entendamos algo de farmacéutica, para el resto de mortales las etiquetas son un universo de confusión con tantos términos y componentes que no tenemos la menor idea qué significan o qué son. Sin embargo, la INCI ha señalado una serie de componentes que aquí compartimos para evitar en la medida de lo posible en nuestros productos.

  • Parabenos

Muy comentados y controversiales, los parabenos son acusados por algunos científicos de ser cancerígenos y alérgenos. En los ingredientes de los productos aparecen comúnmente con palabras terminadas en “paraben” o “zoate”.

  • Parafina o aceites minerales

Estos compuestos suelen ser derivados de la petroquímica y tienden a obstruir los poros lo cual puede derivar en la aparición de granos.

  • Aluminio

Las sales y clorato de aluminio comunmente presentes en desodorantes han sido asociados al cancer de mama y al alzheimer por lo cual si la etiqueta dice “aluminum” es mejor que lo reconsideres.

  • PEG o PPG

Fabricados a partir del óxido de etileno, compuesto que es igualmente utilizado para crear gases lacrimógenos y de combate no es ideal para la piel (sobra la explicación). Suelen aparecer como “propileno” o “polietilenglicol”.

Pensar y privilegiar lo que consumimos en nuestra cosmética hará no solamente que seamos más cuidadosos al momento de escoger y seamos exigentes con lo que utilizamos para nuestro cuerpo sino que además que las marcas sean igualmente más responsables conlos productos que sacan al mercado.

Para la próxima ¡ya sabes! Es clave leer.

Lee también:

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.