COMENTARIOS

Mitos y verdades de las canas

Fucsia.co

Mitos y verdades de las canas Mitos y verdades de las canas. (Daniel Zuchnik / Getty Images Entertainment / Getty Images)

¿Qué las causa y cómo disimularlas?

Todo empieza como un día normal cuando de repente ¡bam!, te encuentras con tu peor pesadilla, algo que pensaste que jamás pasaría, o al menos no por algunos años: tienes una cana. Pero ¿por qué aparecen las canas? ¿Cómo disimularlas? ¿Si la arrancas te saldrán otras más? Acompáñanos a llegar hasta la raíz (plateada -sorry not sorry-) de este asunto y resolvamos de una vez por todas si estos mitos son falsos o verdaderos a continuación.

La aparición de las canas está relacionada con la edad: VERDADERO.
En la mayoría de casos su aparición es consecuencia del tiempo ya que cada vez vamos produciendo menos cantidad de melanina, el pigmento natural que da el color a nuestro pelo. Claro, cada persona tiene su propio ritmo y capacidad de producción, por lo que algunas tendrán canas antes de otras.

Las canas son grises: FALSO.
Aunque a primera vista lo parezca, lo cierto es que la mezcla del color del pelo con el color de las canas genera un efecto visual, haciendo que se vean grises. Pero en realidad el color de las canas no es ni blanco ni gris, es amarillo. Eso sí, en función de la queratina y la melanina que tengamos la tonalidad será más fuerte o más suave.

La falta de vitamina B y B12 acelera su aparición: VERDADERO.
Seguramente habrás visto a alguien muy joven con canas. Esto es una consecuencia de la carencia de la vitamina B. Para evitar su aparición, los expertos recomiendan consumir alimentos como el aguacate, el salmón, los frutos secos, la yema de huevo, la zanahoria y demás antioxidantes para evitar una aparición prematura.

El sol potencia la aparición de canas: FALSO.
El sol podrá aclarar el pelo, pero en realidad no existe una clara evidencia científica que indique que una mayor exposición a los rayos ultravioletas pueda provocar que aparezcan más canas.

Fumar provoca más canas: VERDADERO.
¡Como si sus efectos negativos no fueran suficientes! Ahora algunas investigaciones apuntan a que el tabaco aumenta la precocidad de las canas, sobre todo si va unido al alcohol. Ya déjalo, está claro que este vicio solo te trae problemas.

El estrés acelera su aparición: VERDADERO.
Existen evidencias de que el estrés emocional o físico pueden influir directamente sobre la caída prematura del pelo y por ende también en su color, pues cuando vuelve a nacer pierden parte de su pigmentación. Eso sí, es un proceso a largo plazo y nunca sucederá de manera inmediata.

¿Vives muy estresada? Aquí te dejamos 5 ejercicios de mindfulness para practicar en el trabajo

Las canas son genéticas: VERDADERO.
La genética es la que determina la edad promedio en que una persona comenzará a tener canas. Haz la prueba, analiza a tus familiares y obtendrás una respuesta aproximada. Lo que está escrito en tu ADN nadie lo puede borrar.

Si te arrancas una cana te salen siete: FALSO.
No te saldrán siete, te saldrá una, ¡la misma que arrancaste! Pero ojo, eso no quiere decir que ahora si te molesta ver esa cana, lo mejor sea arrancarla. Al final puedes terminar dañando el folículo y como consecuencia no volverá a nacer ese pelo. De todos modos sí, puedes arrancártelas sin miedo a que se multipliquen.

Las canas son reversibles: FALSO.
Una cosa es hacerlas desaparecer pintándote el pelo, pero no hay nada que puedas hacer para eliminarlas o devolverles su color de forma natural. Claro esto no quiere decir que lo único que funcione sea la tintura permanente, existen coloraciones naturales, remedios herbales o tintura de henna que también puedes considerar.

Entonces, ahí lo tienes. Ya tienes claro lo que sí y lo que no en cuanto a tus canas, ahora depende de ti si quieres hacerles frente o lucirlas, al fin y al cabo el “granny hair” ha sido tendencia desde hace unas temporadas, y si es natural ¡mejor que mejor!


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.