COMENTARIOS

Champú: Hazlo en Casa (y tips sobre cómo lavar tu pelo)

Champú: Hazlo en Casa (y tips sobre cómo lavar tu pelo) Cuidado del pelo, foto: Thinkstock

Todas las tendencias actuales apuntan hacia lo natural. Hoy, cuando llegamos al supermercado, buscamos los productos con menos químicos y preservativos.

RevistaFucsia.com investigó sobre algunas maneras de cuidar tu pelo, con al menos un ingrediente natural.

Junto con las manos y la piel, un buen pelo es nuestra carta de presentación. Tener un buen pelo no necesita de costosos tratamientos. Si estás bien nutrida, tomas suficiente agua, y duermes lo necesario, no dudes que tu pelo estará saludable. Adicionalmente a esto, debes mantener tu pelo limpio y bien cuidado.

De hecho, productos como el champú desempeñan funciones específicas para que tu pelo se vea y se sienta de la mejor forma. El champú es jabón líquido para el lavado de tu pelo; una combinación de agua, detergente, y alguna clase de grasa o aceite. La frecuencia con la que lavas tu pelo es cuestión de gusto personal, pero mantenerlo limpio es importante. Aquí te damos unos tips para cuando lo laves (y después unas recetas con ingredientes naturales):
Usa sólo un poco de champú cuando te laves el pelo. Es mejor repetir que desperdiciar.
Vierte el champú sobre las palmas (nunca directamente sobre la cabeza) y frótalas antes de llevarlas al pelo.
Masajea tu cuero cabelludo y asegúrate que quede bien limpio. Esto hará que tu pelo sea saludable.
Enjuágate muy bien, por lo menos 2 minutos largos, con agua muy fría. Entre más tirites, más brillante será tu pelo.
Seca tu pelo delicadamente (si no lo haces pueden abrirse las puntas o partirse). Usa una toalla a manera de turbante y déjala de 10 a 20 minutos. Si usas secador después, no tendrás que usarlo por mucho tiempo. Recuerda que el pelo mojado es mucho más débil.
Siempre usa peinilla sobre el pelo mojado, nunca cepillo.
Recetas para dos clases de champú base:

Champú A (4 oz)
¼ de taza de agua
¼ de taza de jabón líquido (puede ser para piel sensible)
½ cucharadita de aceite vegetal (si tu pelo es muy grasoso, puedes omitir el aceite)
Mezcla todos los ingredientes y viértelos en una botella de champú vacía.

Champú B (16 oz)
1 taza de agua
½ taza de jabón liquido
½ taza de glicerina
½ taza de polvo de bórax

Ahora, ya habiendo preparado estas bases, puedes preparar las siguientes recetas:
Champú Herbal
Ciertas hierbas pueden resaltar tus reflejos naturales al agregarlas a tu champú. Por ejemplo, la Camomila es perfecta para cabellos rubios, pues tiene un poder aclarador. Si tienes pelo oscuro, te sugerimos el romero o la lavanda para resaltar tu color natural.
½ taza de agua
2 cucharadas de camomila, lavanda o romero secas (o 1/3 de taza fresca)
½ taza de champú base
2 cucharadas de glicerina
Mezcla el agua y las hierbas y hierve esta infusión para hacer un té. Deja que la mezcla repose 20 minutos. Adiciona el champú y la glicerina a esta mezcla y revuelve bien. Vierte esta mezcla en una botella de champú vacía y déjala reposar durante la noche. (8 oz).

Champú de huevo
Esta receta está diseñada para dejar tu pelo brillante y con cuerpo. Sólo mezcla un huevo con una cucharada de champú base y masajea muy bien tu cuero cabelludo. Al enjuagar usa agua tibia o fría, por lo menos 1 minuto. (1 oz)

Champú de cerveza
La cerveza es uno de los ingredientes favoritos para el pelo; nada le da más brillo, movimiento y cuerpo. Esta receta funciona de maravilla. Después de usarla nunca botarás esas sobras de cerveza sin gas que quedó al final de la botella.
Una taza de cerveza (cualquier marca funciona, sin gas o con gas)
1 taza de champú base
Calienta la cerveza en fuego medio y deja que hierva hasta que quede ¼ de taza. Revuelve esta mezcla con el champú en una botella vacía y úsala como si fuera un champú normal. Notarás la diferencia. (10 oz).

Champú de aloe vera
El aloe vera es conocido como ‘la maravilla del desierto’ por sus muchos usos, especialmente como hidratante para el pelo y la piel. Los ambientes secos pueden ser extremadamente agresivos con tu pelo, pero este champú puede restaurar su vitalidad, humedad y aceites.
¼ de taza de champú base
¼ de taza de gel de aloe vera
1 cucharadita de glicerina
1 cucharadita de aceite de aguacate (si no lo encuentras, usa medio aguacate machacado)
Mezcla todos los ingredientes. Vierte la mezcla en una botella de champú vacía. Déjalo actuar en tu pelo durante algunos minutos. Cuando vuelvas a lavarte el pelo, recuerda agitar la botella para que se mezclen nuevamente los ingredientes bien. (4 oz).

Champú de aceite de oliva
El aceite de oliva condiciona y fortalece tu pelo. A esta mezcla puedes agregar tu fragancia favorita. Es recomendada para pelos normales a grasos.
½ taza de agua
¼ de taza de aceite de oliva
1 taza de champú base
Mezcla todos los ingredientes. Vierte la mezcla en una botella de champú vacía. Revuelve bien y úsala como un champú normal. Enjuaga con agua fría. (12 oz).

Champú cítrico
Los cítricos no sólo son aromáticos, también te harán sentir energizada (como si hubieras disfrutado de un día de sol). Esta receta contiene jugo de limón, lo que puede tener un efecto aclarador, por lo cual es buena para pelos claros o con reflejos. También es buena para el pelo grasoso.
¼ de taza de champú base
¼ de taza de agua
2 cucharadas de zumo de limón
½ cucharadita de cáscara rallada de limón
Mezcla todos los ingredientes. Calienta esta mezcla levemente, no la hiervas (o ponla en el microondas de 1 a 2 minutos). Enfría después la mezcla por completo y remueve la cáscara rallada. Viértela en una botella vacía (como las otras mezclas), úsala y enjuaga con agua fría. (4 oz).







También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.