COMENTARIOS

Ojo al sol Ojo al sol

Con la llegada de las vacaciones, hay que pensar en los cuidados a la hora de tomar el sol, cuando se trata de la zona más delicada de la cara: los ojos y su contorno.

A partir de los 25 años la piel empieza a envejecer y los primeros signos de que los años están pasando aparecen en la delgada piel que rodea a los ojos. Por esta razón, son pocas todas las precauciones que se tomen antes, durante y después de una temporada de vacaciones bajo el sol.

Según la esteticista Nancy Cadavid lo más recomendable antes de viajar es hacerse una buena expoliación con unos cuatro días de anticipación: “ayuda a preparar la piel para que el sol no la envejezca.” También aconseja complementarla con una ampolleta hidratante, luego una mascarilla descongestionante y finalizar con una masaje localizado.

Este es sólo el comienzo, una vez bajo el sol hay que recordar que las mejores horas para obtener un bronceado perfecto son de siete a nueve de la mañana y de tres a seis de la tarde. Es muy importante “usar unas buenas gafas con protector solar y ojalá gruesas a los lados. Las casas cosméticas ya venden bronceadores especiales para el rostro con antiarrugas incluido”. Asegura la esteticista. Además de todo lo anterior, también se puede lograr un bronceado envidiable y reducir el tiempo de la exposición al sol, con sólo tomar pastillas de colágeno y de urucum. Éstas son hechas a base de betacarotenos que aceleran el bronceado al momento de asolearse y se consiguen en cualquier tienda naturista. Otra forma de lograr el mismo efecto es consumir- varias semanas antes de viajar-frutas como melón, papaya, naranja, mandarina o vegetales como remolacha y zanahoria.

Los ojos también deben protegerse y para ello los expertos aconsejan la aplicación regular de colirios o gotas que ayuden a prevenir posibles lesiones, ya que el viento y las largas exposiciones al sol incrementan el riesgo de quemaduras en la superficie ocular. A esto hay que agregar que la luz tienen un efecto acumulativo en los ojos, que acelera la aparición de cataras y conjuntivitis en los párpados.

Si usas lentes de contacto debes tener en cuenta los siguientes pasos:
Las gafas de sol deben tener filtro UV y proteger toda el área del ojo, para evitar la entrada de arena y cuerpos extraños.
Debes quitártelos si sientes algún tipo de alergia o de molestia.
Debes tener cuidado con el maquillaje, especialmente con la pestañina, que facilita que las pestañas guarden bacterias que pueden originar alguna infección ocular. Lo ideal es no usar demasiado.
Lavate siempre las manos antes de retirar los lentes.
No excedas su uso más de 16 horas si son lentes duros o, más de dos días si son blandos.
Si tu ojos es muy sensible al sol, es decir se pone rojo con facilidad o lagrimea, es mejor no usar lentes de contacto durante la exposición solar.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.