COMENTARIOS

Un pH balanceado para una piel de lujo

Un pH balanceado para una piel de lujo Un pH balanceado para una piel de lujo, foto: Thinkstock

Para tener una piel con aspecto más joven, te contamos por qué es tan importante mantener en equilibrio el pH. Haz clic aquí.

RevistaFucsia.com
 
PH balanceado, una consigna que ha permanecido por décadas en las estrategias de marketing de productos de belleza como un eslogan que garantiza la juventud de la piel, pero ¿realmente sabemos qué significa ese balance? Fucsia te explica de qué se trata y por qué es tan importante mantener en equilibrio el pH.

Cada vez que escuchamos el término pH viene a la mente aquellos productos que prometen un cutis joven por siempre. En efecto, conservar el balance del pH de la piel durante la vida influye bastante en la belleza y la salud de la misma. He aquí un consejo de belleza y salud que no tiene que ver con tallas ni peso.

¿Qué es el pH?
El pH (pondus Hydrogenii) es una medida de acidez o alcalinidad de una solución, indica la concentración de iones hidronio [H3O+] presentes en determinadas sustancias, en términos dermatológicos esto quiere decir el peso de hidrógeno que tiene la sustancia para mantener en equilibrio su composición natural.

La escala de acidez, ideada por el químico danés Søren Peter Sørensen a inicios del siglo 1900, se extiende desde 0 (el nivel más alto de acidez) hasta 14 (el nivel más alto de alcalinidad). El agua tiene un pH neutral de 7. El cuerpo humano debe mantenerse en equilibrio entre la acidez y la alcalinidad, de otra manera, puede hacerse acreedor de aflicciones que van desde el acné y la resequedad de la piel, que conlleva a un envejecimiento prematuro, hasta la fatiga y el aumento de peso.

De acuerdo con expertos de Eucerin, la multinacional alemana especializada en productos de cuidado personal, “el valor fisiológico del pH de la piel sana se encuentra entre el 5,4 y el 5,9 de la media. Dentro de este intervalo, la piel está colonizada por la flora típicamente cutánea, la cual impide la proliferación de organismos patógenos. En las cavidades fisiológicas (axilar, anal y genital), el valor pH se encuentra alrededor de 6,5”.

A nivel externo, el pH juega un papel muy importante a manera de barrera protectora para la piel llamada manto ácido, una capa conformada por secreciones de sudor, de las glándulas sebáceas y aminoácidos. Esta capa imperceptible inhibe la formación de bacterias, hongos y virus que pueden penetrar el organismo a través de los poros. Cuando el pH incrementa o disminuye sus niveles de manera continua comienza a presentarse la dermatitis.

Cómo prevenir la pérdida del equilibrio del pH en la piel
Existen diversos factores que afectan la salud del manto ácido de la piel, como el uso excesivo de maquillaje y no retirarlo para dormir, la polución, el uso de jabones abrasivos, la radiación solar, los cambios climáticos, el agua clorada, bañarse varias veces al día, utilizar prendas que no permitan la adecuada sudoración y la malnutrición.
Además de los productos que ofrece el mercado para mantener un cutis saludable, como cremas con contenido lipídico y vitaminas, emulsiones de aceite que logran un balance pH 5,5, barras de jabón con pH balanceado y maquillaje desarrollado con alta tecnología, entre otros; he aquí algunos trucos prácticos para prevenir la resequedad, evitar el exceso de grasa y el envejecimiento prematuro de la piel.

Durante el baño:
-
Utiliza jabones libres de detergente durante la ducha, evita enjabonarte más de una vez y limita el uso de esponjas con fibras demasiado ásperas.
- No utilices agua demasiado caliente, la exposición al calor desintegra algunas moléculas del ácido graso y puede causar resequedad.
- Al exfoliarte utiliza productos naturales que hacen más fácil retirar las células muertas de la epidermis. Practica el tratamiento una vez por semana, un uso más frecuente desgasta la capa superficial de la piel.

Después del sol y el agua.
-
El uso de protector solar es indispensable tanto para la piel como para el cuero cabelludo, el contacto con la radiación produce la pérdida de alcalinidad en la piel. Después de estar en contacto con el sol hidrata tu piel con una crema pH balanceado para restablecer la humedad de la misma.
- Después de nadar utiliza una crema de acción hidratante para recuperar el equilibrio de la acidez y para evitar la pérdida de los aceites naturales que nutren la dermis.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.