COMENTARIOS

Vellos Incrustados

Vellos Incrustados Vellos Incrustados

Para muchas mujeres los problemas con su depilación comienzan tan pronto como el vello comienza a crecer de nuevo. Cómo tratar esta molestia.

No hay nada mejor que sentir la suavidad de la piel luego de depilarla usando cera, crema, pinzas, máquinas profesionales o cuchillas, entre otros métodos. Sin embargo -y muy a nuestro pesar- esa agradable sensación es temporal y dura muy poco. Sumado a esto, días después de la sesión suele presentarte una irritable molestia que tiene que ver con el crecimiento del vello.

Resulta que en muchas mujeres el folículo se inflama porque el vello se incrusta dado que no crece hacia fuera sino hacia adentro o por debajo de la piel. Cuando la dirección de crecimiento es desordenada, el pelo se enreda y poco a poco se va inflamando la piel hasta que se forman grandes protuberancias muy desagradables y dolorosas.

El color rojizo que toman, se producen porque el cuerpo reacciona al agente extraño que se ha incrustado y crea unos granitos similares a los que genera el acné. En los hombres esta molestia se manifiesta especialmente en el rostro y el cuello, mientras que en las mujeres es más común en las axilas y en la línea del bikini.

Las causas
El grosor: entre más gruesos y ondulados sean los vellos, será más frecuente también que se incrusten dado que precisamente por sus curvaturas no pueden salir con facilidad de la piel y poco a poco terminan enredándose. Esto explica de alguna u otra manera por qué la irritación se presenta en la zona del bikini.

El método: algunas máquinas de afeitar al cortar el vello dividen la punta en dos partes o lo dejan muy afilado. Cuando intentan salir tienden a rasgar la piel y como ésta reacciona cerrando la ‘herida’ el vello no logra brotar por completo. En estos casos es más común que se enconen a que se enreden.

Las afeitadoras profesionales o eléctricas también pueden producir irritación porque estiran el vello para poder cortarlo o retirarlo del todo y cuando éste no sale desde la raíz se queda enterrado. Retirar ese vello es realmente doloroso.

Cuando se emplea la cera o el depilador como método y el vello no es retirado en la dirección en la que crece, es muy común que se de la irritación porque el pelo no alcanza a emerger del todo.

La prevención
Antes de cada depilación, abre los poros de la zona usando paños de agua caliente a manera de vaporizaciones. Esto ayudará a que el vello salga mucho más fácil y rápido.
Si te depilas con cera, usa un poco de polvos faciales en la zona antes de aplicarla para que ésta no se pegue del todo y sea más sencillo retirarla.
Compra afeitadoras de una sola cuchilla para que el corte sea sólo uno y así el vello no se abra en varias partes. No las uses si no están muy bien afiladas porque podrías lastimarte.
Retira los vellos jalándolos siempre en el sentido en el que crecen.

La solución
Hazte suaves masajes circulares usando un jabón exfoliante de muy buena calidad para que la materia que se formó en la zona sea expulsada naturalmente.
Si alcanzas a ver el vello por debajo de la piel, libéralo usando la punta de una aguja previamente esterilizada. Jamás trates de romper la piel con el depilador o con tus uñas porque la zona podría infectarse.
Antes de que los vellos se incrusten retira los que quedaron luego de la depilación con la ayuda de una pinza. Por lo general son éstos los que se enconan con más facilidad.
Cambia de método de depilación para que los vellos vayan tomando una sola dirección de crecimiento.







También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.