COMENTARIOS

Suflé de maracuyá Foto: Cocina Semana

El maracuyá es conocido en buena parte del mundo como la fruta de la pasión y la religiosidad.

1. Precalienta el horno a 400°.

2. Pon la leche a fuego medio hasta que hierva.

3. Aparte, en un recipiente, bate las yemas de los huevos con un cuarto de taza de azúcar hasta que espese.

4. Añada la harina hasta tener una mezcla homogénea. Sigue batiendo y agregua, poco a poco, la leche caliente sin dejar de revolver.

5. Pon la preparación a fuego medio hasta que comience a burbujear, debe espesar, sin dejar hervir porque la yermas se cortan.

6. Cuando la crema espese, retírala del calor y reserva.

7. Corta los maracuyás en mitades y pon las pulpas en la licuadora. Licua durante uno segundos, procurando que no se fracturen las semillas de la fruta. Para esto, prende y apaga intermitentemente la licuadora hasta que se hallan separado las papas y el liquido.

8. Cuela y añade el líquido a la mezcla.

9. Engrasa con mantequilla derretida o aceite, 6 refractarias para suflé y espolvoréalos con azúcar blanca.

10. Aparte, bate las claras a punto de nieve e incorpora, sin dejar de mezcla, la cucharada de azúcar restante.

11. Vierte las claras en la crema de maracuyá con movimientos envolventes para que no se asienten.

12. Llena los moldes con la mezcla hasta el borde. Empareja las superficies con una espátula de metal. Con el dedo marca un círculo por el borde para que no se riegue.

13. Pon los moldes sobre una lata con 2 dedos de agua(al baño de maría).

14. Lleva la lata al horno durante 18 minutos o hasta que los suflés crezcan  1,5 cm aprox.

15. Retira del horno y sirve inmediatamente.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.