COMENTARIOS

Acompañe todas sus recetas con el inteso color del tomate. Póngalos en el horno y pruébelos cuando estén en su punto, obtendrá un dulce sabor.

Preparación
La técnica es muy sencilla. Corte los tomates por la mitad y póngalos sobre una lata de galletas. Rocíelos con sal y una mezcla de hierbas secas (albahaca, mejorana, perejil, etc.).

Cúbralos con una capa generosa de aceite y hornéelos a 250°F (120°C) durante 3 horas hasta que éstos hayan perdido su forma y se vean acaramelados.

El resultado es un sabor único y espectacular. Los tomates deben estar bien rojos y carnudos.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.