COMENTARIOS

A clases con Ruvén Afanador

A clases con Ruvén Afanador A clases con Ruvén Afanador

El colombiano, considerado como uno de los mejores fotógrafos de moda del mundo, aceptó la invitación de la Universidad Autónoma de Bucaramanga para realizar un taller con 30 aprendices del oficio. FUCSIA muestra los resultados.

 
Ruvén Afanador, sin duda alguna, es uno de los dioses que pueblan el Olimpo de la fotografía. Nació en Bucaramanga, Colombia. Desde niño mostró una especial sensibilidad por las artes, gusto que pudo desarrollar en Estados Unidos, a donde emigró en la adolescencia. En una búsqueda incesante, optó por la escultura, arte que estudió y exploró con juicio hasta que tomó un curso básico, en el que aprendió varias formas de manipular la fotografía. Se dejó llevar por ese nuevo gusto. Miró a través de la lente y, según cuenta Julieta Feroz en un texto sobre el colombiano, “la película The Eyes of Laura Mars (Estados Unidos, 1978) fue la vértebra que Ruvén Afanador necesitó para encontrarse consigo mismo. Al ver esta cinta, se despertó en él un fuerte instinto de que eso era lo que quería hacer durante una etapa, convirtiéndose en su espina dorsal durante toda su vida”.
 
Su estética, que pocos pueden describir con palabras, sedujo al mundo entero. A sus pies cayeron personajes como John Galliano y Jean Paul Gaultier, quien se inspiró en uno de sus libros para diseñar toda una línea de colección. Michael Jordan, Val Kilmer, Salma Hayek, Jennifer López, Scarlett Johansson, Marcia Cross, Courtney Cox, Linda Evangelista, Liv Tyler, Debra Messing, Sandra Bullock, Jennifer Aniston, Janet Jackson, Al Pacino, Céline Dion, Robert De Niro, Isabelle Adjani, Gabriel García Márquez, Antonio Banderas, Lenny Kravitz, entre cientos de otros, que han poblado las páginas de publicaciones de la talla de revistas como GQ, Elle, Vogue, Rolling Stone, New York Times Magazine y Vanity Fair.
 
Ese mismo que deslumbra con cada libro y cada trabajo, regresó a su tierra para entregarles a estudiantes y fotógrafos principiantes algo de lo que la vida le ha dado y enseñado. Su socio en este sueño fue la Universidad Autónoma de Bucaramanga, que luego de conocer la respuesta afirmativa del maestro para realizar el taller y de recibir el perfil y requisitos de los participantes, publicó convocatoria del taller por el sitio Web de Ulibro, redes sociales y el periódico 15 de Bucaramanga, que estuvo abierta durante 20 días. Las exigencias fueron claras y no había lugar a dudas.
 
Los privilegiados son estudiantes de fotografía de grado avanzado con intenciones declaradas de ejercer carrera como profesionales y jóvenes y participantes, es decir, que estuvieran iniciando su carrera como fotógrafos. Ambos grupos debían tener un interés por la moda, los personajes que pueblan el mundo y los libros en los que plasma su particular visión personal.
 
Personaje para el proyecto: debe ser alguien que los inspire, ya sea hombre, mujer, joven, viejo, niño o niña, modelo profesional. También puede ser un grupo, pero si lo es, la fotografía tiene que ser de todos en el grupo, no individualmente.
 
En total se recibieron las inscripciones de 65 personas que reunían el perfil y requisitos descritos en la convocatoria, de las cuales se eligieron 30, la mitad estudiantes universitarios y los demás profesionales que iniciaban sus carreras como fotógrafos.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.