COMENTARIOS

Devoción por el café

Revista FUCSIA

Devoción por  el café Devoción por el café

Una exclusiva boutique de café llamada Devotion fue creada por Joshua Maidan y Steven Sutton hace cuatro años en el primer piso del Hotel Hilton, en Bogotá. Hoy no solo le dan la bienvenida a una nueva tienda en Nueva York, sino que renuevan su imagen para exaltar las raíces.

Al ingresar al Hotel Hilton y girar a la derecha se encuentra Devotion, un lugar que alberga productos totalmente colombianos y que es al mismo tiempo disfrute y aprendizaje. Desde 2011, Devotion ha sido la cara de una firma especializada en cafés exóticos y grand cru, con denominación colombiana, que al ser los más prestigiosos llegan a costar 150 dólares la libra.

Los amigos y cofundadores, Joshua Maidan y Steven Sutton, decidieron abrirse al mercado con un punto de venta que tuviera un servicio personalizado atendido por baristas, con el fin de ofrecer una experiencia completa y que acercara el buen café a unos precios módicos que oscilan entre 4.000 y 15.000 pesos la taza. “Estamos en lo que se llama la tercera onda del café, que es descubrir hasta dónde puede llegar este grano, su especialización, la identificación de sabores y los métodos de preparación como el Kyoto, una infusión lenta de 24 horas que se ve como si fuera sacada de laboratorio”, cuenta Maidan.

De ahí que el proceso previo para que una taza llegue a las mesas sea tan cauteloso y maneje una rotación entre 15 y 30 tipos de café. “Nosotros solo compramos microlotes, porque cuanto más grande sea un cultivo más nutrientes se le están sacando a la tierra. No compramos en tierras desforestadas, porque queremos mantener un balance con el ecosistema y compramos semillas originales; es decir, que vamos hasta lo más arriba del árbol genealógico de la planta”, agrega el experto.

Su última línea es un café afrocolombiano, que se hizo en alianza con la Fundación Leo Espinosa e involucra a 800 productores de la comunidad de la vereda Guamal, en Caldas, cuya intención fue rescatar del olvido un café silvestre; y se suma a lo que ellos mismos denominan “trabajo con sentido”. Por ejemplo, años atrás pusieron a rotar el café Los Nativos, producido por indígenas de Chocó, Meta y Amazonas, quienes en algún momento fueron obligados por grupos ilegales a producir cultivos ilícitos. “Esta línea se enfoca en el cambio de cuatro tribus indígenas hacia el negocio sostenible del café. Nosotros tomamos el 5 por ciento de las ventas y se lo retornamos en programas de educación”.

Ahora, en camino a la expansión, Devotion abrió un segundo local en Brooklyn, Nueva York, y con él arranca una renovación que incluye el cambio de nombre, de imagen, de página web y la posibilidad de abrir tiendas en Medellín, Barranquilla y Cartagena. “Es un producto fino, pero que toda Colombia puede comprar”.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.