COMENTARIOS

¿Cómo ser generadores de moda?

revista FUCSIA

¿Cómo ser generadores de moda? ¿Cómo ser generadores de moda?

Colombia es un país que tiene la posibilidad de ser pionero y seguidor de tendencia. La ola de grandes marcas que han llegado al país trae más interesados por la moda y, mayor necesidad de los innovadores de destacarse. Así lo resalta Catherine Villota.

Por: Catherine Villota, directora Fashion Radicals News


Para generar tendencias (trendsetting), la premisa es ser auténtico y real y, para lograrlo más fácilmente, se debe ser especialista en una sola cosa encantadora y atractiva, por eso un trendsetter es una persona que pertenece a un nicho, alejada de todo lo masivo, homogéneo y ordinario. Esta persona se caracteriza por ser observadora, exploradora y fiel a sí misma, porque no le gusta mimetizarse con lo que la rodea pero tampoco llamar la atención. Es un ser sensible a la estética, a los viajes, a la exploración, al riesgo, a las yuxtaposiciones y a la creatividad. Mereceríamos decir que todos podemos ser generadores de tendencias, sin embargo, en el sistema o ciclo de la moda todos somos en realidad desde innovadores y pioneros hasta seguidores.

Para explicar mejor lo anterior, vamos a entender una tendencia de moda como una ola creciente. En el inicio de esa ondulación están los trendsetters o generadores de tendencias: un pequeño grupo o nicho que busca la diferenciación constantemente, porque su sentido de exploración lo invita siempre a llevar, usar y proponer otra alternativa. Luego esa idea, estilo u objeto comienza a subir en la ola de las tendencias y llega a los “pioneros”, que se sienten seducidos por esa innovación y creen que la diferenciación es importante, pero son menos arriesgados y exploradores, y terminan siendo seguidores de los innovadores. Después llega un momento en que esa tendencia entra a la gran mayoría, que comienza a adaptarla a su vida porque pasó de ser un discurso diferente y exclusivo para volverse útil y comprensible, es decir, se volvió moda y está en todas las tiendas y la usa la mayoría de la población, lo que quiere decir que “estar a la moda” no es ser único ni auténtico sino un seguidor de tendencias.

Ahora bien, como las tendencias de moda son un ciclo que debe ser entendido de manera holística, es decir, que cada parte es valiosa y si una funciona la otra también, en la dinámica de la industria de la moda los seguidores son necesarios para que existan los generadores y los pioneros, y me atrevería a decir que cada uno de nosotros, los expertos en moda, hemos sido en algún momento tanto lo uno como lo otro. La llegada de tiendas como Zara, Forever 21 y Falabella puso a los consumidores a visitarlas todas las semanas para no perderse la última colección o los descuentos de 70 por ciento, lo que convirtió a la gran mayoría de personas en consumidores de moda o seguidores de tendencias. Y esto es bueno porque dinamiza la ola y los innovadores y pioneros se motivan por encontrar la exclusividad y la diferenciación en otras partes, ayudando así a toda la cadena.

En Colombia estamos viviendo el auge de un mercado de moda, donde la “pronta moda” seduce por el hecho de que trae tendencias masivas, pero también es una oportunidad de negocios para los diseñadores y creativos, quienes le apuestan al nicho de innovadores, que van de la mano del crecimiento de los seguidores: cuantos más seguidores de moda existan, más innovadores y pioneros comienzan a buscar su diferenciación.

Si queremos tener más trendsetters en el mercado debemos comunicar la moda de autor o creadores donde sus marcas tengan la visión y mentalidad del dueño. Si, por el contrario, la idea es ser comercialmente masivo se debe entender que el mercado es dinámico y mantener un discurso coherente y útil para todo el mundo. Sin embargo, no hay que irse a los extremos y este discurso, ya sea para pioneros o para seguidores, debe ser verdadero y relevante. Pienso que en la dinámica del consumo de moda hay que seguir creando espacios y ofertas de exploración, tanto para innovadores como para seguidores, y que ante la llegada de marcas masivas, los diseñadores y marcas de lujo tomarán fuerza para ofrecerle al mercado de nicho esa exclusividad que tanto anhela.

El mayor error de la moda colombiana ante la llegada de las fórmulas Inditex o Falabella, ha sido pretender que ese es el único y absoluto anuncio del éxito. Pues vemos cómo en países donde las tendencias de moda funcionan como un reloj suizo las marcas de nicho, los patrones hechos a mano, lo tejidos artesanales y el valor de la historia creativa es lo relevante. En conclusión, el consumidor colombiano está listo para ser tanto pionero como seguidor, pero Colombia como innovador de moda para el resto del mundo debe seguir, como lo dice Evilasio Miranda, “apostándole a los nombres individuales que crecen y promocionan su trabajo y unirlos en el esfuerzo de ser relevantes globalmente. Por eso es importante desarrollar marcas con historias distinguidas que cuando estén establecidas puedan unirse y promocionar al país.”


*Validadora y legitimadora de contenidos de moda. Se ha desempeñado por más de ocho años como editora de moda en medios nacionales e internacionales y es reconocida como una experta y pionera en comunicación on-line acerca del tema. Es la creadora del portal Fashion Radical News.



También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.