COMENTARIOS

3 consejos de Mia Astral para las lectoras

María Pineda - Mia Astral

3 consejos de Mia Astral para las lectoras Moonboard / Miaastral.com

Los deseos tienen capas, así que la tarea es ir al fondo y encontrar cuál es realmente tu propósito. Mia Astral te da algunos consejos para lograrlo.

Una vez más agradezco la oportunidad de conectar con las chicas colombianas que me dejan preguntas muy interesantes. Aprovecho para decirles que los próximos meses tenemos mucho trabajo interno. Empezaron las retrogradaciones con Saturno, planeta de la estructura; luego empieza Marte, que rige la acción; Plutón, que rige el poder personal, y después la de Mercurio, que sé que todas conocen. Desde este momento hasta septiembre estamos reinventándonos; es un proceso lento y así lo queremos para que el cambio sea verdadero. Explicarles cómo aprovechar cada una de estas retrogradaciones me tomaría más de una página en esta revista, por eso lo que quiero es dejarles una pregunta: ¿En cuál área de tu vida deseas realmente cambiar? Ahí lo dejo y vamos que respondo las suyas:

1. Tips para no desviarnos del proceso

Cuando queremos manifestar algo tenemos que estar laser focus y no dejar que los detalles y la bulla del día a día nos consuma. Cuando dejas que eso pase empiezas a confundir lo urgente con lo importante y te saboteas haciéndote creer que un par de zapatos es más urgente que ahorrar para comprarte un carro, aunque la satisfacción venga a largo plazo. Por eso, debes recordar cuáles son tus “porqués”. Por qué empezaste, por qué estás buscando tips para enfocarte, qué vale la pena y la gloria para ti.

Para enfocarte en el aquí y ahora te recomiendo enriquecer tu vida real por encima de lo virtual y escribir en un diario qué te mueve, qué quieres manifestar, quién quieres llegar a ser, hablar de tu potencial. Para enfocarte en una meta a largo plazo debes tener un plan general y después separarlo en pedacitos digeribles con fechas y/o plazos que sabes que puedes cumplirte. Está bueno también tener recordatorios de ese compromiso que tienes contigo, decirle a alguien que estás trabajando en ello y que vaya contigo en el proceso como coach o motivador cuando el cansancio quiere ganar. Por último, celébrate cuando cumplas los pedacitos digeribles de tu gran plan. Celebrar hará que relaciones el placer con el cumplimiento de una tarea y si bien está claro que la recompensa es haberlo logrado, al mismo tiempo puedes reconocerte y motivarte a dar más y así poco a poco te acercas a la meta.

2. Cómo trabajar a Saturno desde el coaching

Saturno representa “responsabilidad”. Esta palabra puede ser muy fuerte y estar neuroasociada con mucho trabajo y eso automáticamente desconecta al individuo de la chispa, creatividad o interés a mediano-largo plazo, porque bueno... así somos. En vez de hablar de “hazte responsable”, yo cambio las palabras (programación neurolinguística) y digo: “hazte cargo” porque eso inmediatamente pone a la persona en una posición de poder, de elegir, de administrar y de conquistar sus pendientes y metas. Donde tenemos a Saturno es donde tenemos que hacernos cargo, es donde más aprenderemos y cuando lo integremos, donde seremos “jefas” de alguna manera porque nadie se preparó para esa carga tanto como a nosotras. Como Saturno también representa el karma material, donde lo tenemos habla de aquello que debemos asumir porque en la vida pasada evadimos ese peso y ahora es lo que nos pone los pies en la tierra y desde allí se trabajan los sueños de manera práctica, es como manifestamos en la realidad.

3. Cómo aprovechar los retrógrados que vienen

Tal como les mencioné en la introducción, tenemos varios retrógrados. Lo primero que quiero decirles es que no crean que Saturno o Plutón retrógrados es lo mismo que Mercurio retrógrado. A veces hablo de Marte retrógrado y me preguntan si se les van a perder las llaves. No, chicas, cada planeta tiene su energía y, como les dije, ir uno por uno me tomaría más de una página, por eso les digo de manera general que podemos aprovechar estas retrogradaciones preguntándonos qué deseamos cambiar.

Puede que cuando te respondas parezca sólo un deseo o aspiración, pero con tanta energía que pone las situaciones en cámara lenta, no vamos a poder dejar para después eso que queremos cambiar. Por el trabajo, por la relación de amor, etcétera, se nos estará recordando que hay que hacerlo. Y al leer esto te he dado otra clave: seguramente te respondiste “quiero cambiar de trabajo”, pero eso es una capa sobre lo que de verdad quieres cambiar. Para ayudarte, ve al fondo… Los deseos tienen capas. No es el trabajo, es que quieres encontrar tu propósito, quieres cambiar tu vida en piloto automático y si ha sucedido en tu trabajo, también en otras áreas, y así.

Pregúntate una y mil veces (para eso son buenísimos los retrógrados) hasta que llegues al core del asunto, te conozcas y sepas cómo ajustar el volante y hacerte cargo de lo que quieres manifestar.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.