COMENTARIOS

¿Adictas al sol? 4 tips para tener una piel bronceada

Fucsia.co

¿Adictas al sol? 4 tips para tener una piel bronceada ¿Adictas al sol? 4 tips para tener una piel bronceada

Los cuidados antes y después de los ratos de sol pueden ser la salvación para evitar daños irreversibles. Que la determinación de adquirir una piel dorada no se convierta en una adicción peligrosa.

El sol comienza a asomar y las mujeres, sobre todo, se sienten tentadas a exponer su piel durante el descanso de Semana Santa. Tres agitados meses del primer semestre del año comienzan a pesar sobre el cuerpo, que pide un receso para ir en procura de las temperaturas cálidas, los paisajes marítimos y las camas de bronceo.

Llevar una piel dorada suele convertirse durante las vacaciones en una fijación que, de no ser controlada y planeada mediante cuidados preventivos, puede desembocar en un irremediable mapa de manchas, arrugas, imperfecciones cutáneas e, incluso, adicciones al sol que pueden desembocar en un encuentro cercano con el cáncer de piel.

En definitiva, es sabido que los excesos son perjudiciales para la salud y aunque hemos memorizado las consecuencias de los daños solares sobre la piel, vale la pena echarle un repaso a los cuidados previos para protegernos de manera responsable durante los días de sol y, por consiguiente, evitar broncearnos de más. El protector solar debe ser, tal y como lo definen los dermatólogos, el cosmético número uno.


Reglas básicas
para combatir los efectos del sol sobre la piel

1. Los rayos ultravioleta no actúan solamente en vacaciones. La acción al sol es una constante sobre la piel y su efecto es acumulativo. Por eso, el protector solar se debe convertir en tu mejor amigo al iniciar el día. Acudir a tratamientos y productos de uso diario que incorporen filtros UVA y UVB durante todo el año es la mejor opción para prevenir futuros daños de pigmentación y lesiones malignas sobre la piel.

2. ¡El orden de los factores sí altera el resultado! Antes de salir corriendo a la piscina o de practicar una caminata bajo el sol, hay que proteger la piel en el debido orden. Primero, la crema hidratante, luego el protector solar y, por último, un maquillaje preferiblemente inteligente, que incluya factor de protección solar.

3. No importa la marca del producto. Expertos como Lewis Amarante, maquillador oficial de Max Factor, advierten que nunca debe usarse un protector solar con SPF inferior a 15 y que los límites dependen del tipo de piel. Si se trata de una piel clara, el mínimo recomendado es SFP de 30. Además, está comprobado que usando protección solar la piel también se broncea. No hay excusas para no usarlo.

4. Si por un descuido anterior la piel está empezando a pasar factura mostrando manchas solares y envejecimiento prematuro, es recomendable acudir a productos con potenciadores de retinol, según aconseja el doctor Fernando Ordás, especialista en dermatología médico-quirúrgica y director de la Clínica Ordás, centro español de referencia en dermatología tanto patológica como cosmética.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.