COMENTARIOS

El Reto Club Colombia de la moda

El Reto Club  Colombia de la moda Así asumieron los patronistas el Reto Club Colombia.

Hace más de tres meses la vida de los Maestros Patronistas que acompañan a los más reconocidos diseñadores de Colombia dio un giro irreversible. Club Colombia, FUCSIA, LCI Bogotá e Inexmoda se unieron para impulsar un taller de patronaje que ampliara sus posibilidades creativas. Esta semana enfrentaron un nuevo reto.

Después del taller con el maestro japonés Shingo Sato y el trabajo juiciosos que han realizado cada uno de los quince participantes del proyecto Maestros Patronistas con los tutores de la LCI Bogotá, con los nuevos conocimientos y, como ellos mismos han precisado, con “una nueva forma de ver y disfrutar nuestro trabajo”, los maestros patronistas enfrentaron un nuevo desafío: el Reto Club Colombia.

El proyecto consistió en agrupar los diferentes patronistas por equipos y pedirle a cada uno que representara a una de las tres variedades de la cerveza: dorada, roja y negra. Como único material se les entregó tres telas y un moodboard (corcho de inspiración) con las características de cada una de las cervezas que debían guiar la creación de una prenda durante una tarde de trabajo.

Los resultados fueron testimonio de su maestría: los tres grupos lograron plasmar en un traje para alfombra roja la esencia de cada una de las variedades.



Los integrantes del equipo de Cerveza Club Colombia Dorada, Cristian Ríos, Consuelo Campos, Luz Dary Uribe, Eduvino Moreno y Clara Murcia, confeccionaron un vestido fiel a su inspiración. Un traje elaborado con todas las telas provistas, porque como con la cerveza, cada uno de los ingredientes es esencial para obtener la perfección.

Un vestido sofisticado y sensual. La parte superior es una representación del proceso artesanal, una alegoría a lo precolombino y ancestral; una oda a la identidad colombiana y a las manos que hay detrás de todas estas creaciones.

Con respecto a las técnicas aprendidas con Shingo Sato, ellos aplicaron esa libertad de crear sobre el maniquí y de dejar que las telas hablen por sí solas.



El equipo de Cerveza Club Colombia Roja, conformado por Diego Fernando Rico, Edilfonzo Cañón, Angélica Torres, Gloria Rodríguez y Nancy Nava, captó en su traje el momento en que la bebida es servida dentro de la copa.

Con el uso de un delicado terciopelo y aplicando la técnica del japonés para crear volumen denominada “bordes”, consiguieron recrear la imagen de un refrescante líquido que entra hasta el fondo de la copa y regresa luego a la superficie con una inmaculada espuma.
“Es un vestido para una mujer elegante, atrevida y sutilmente dulce”, explica Edilfonzo Cañón.



Por último, los miembros del grupo de Cerveza Club Colombia Negra, Hernando Wilches, Henry Quique, Marta Elena Torres, Catalina Arguello y Juliet Nova, confeccionaron un traje distinto y especial, en sintonía con la variedad que los inspiró. Como explicó Henry Quique: “Vimos en ella a una morena radiante. Una mujer sensual, imponente y con un toque de misterio, como la cerveza”.

El vestido con forma de copa rompió todos lo cánones de estética esperados. Sorprendió además a los jurados porque contiene una técnica innovadora de confección y porque evoca la sensación que produce en el paladar la variedad negra.



Después de una difícil deliberación por parte de los expertos jurados: la fotógrafa Daniella Benedetti; Germán Giraldo, gerente de marca de Club Colombia; Ana María Lodoño, editora de moda de Fucsia, y la crítica de moda Vanessa Rosales, se decidió que los ganadores del reto serían los integrantes del equipo de Cerveza Club Colombia Roja.

En su criterio, hicieron un trabajo excepcional, por su técnica y maravillosa confección, que refleja con fidelidad en la prenda la esencia de la variedad roja y la personalidad de la mujer que lo luciría.


Los jurados: La fotógrafa Daniella Benedetti, Germán Giraldo, gerente de marca de Club Colombia,
Ana María Londoño, editora de moda de FUCSIA y la crítica de moda Vanessa Rosales.


Germán Giraldo dedicó estas palabras al desempeño del equipo: “Vimos un gran trabajo en este reto. La caída de la cerveza en la copa y cómo se devuelve se percibe perfectamente. Fue una bella imagen que vimos representada en una pieza de moda. Pensaron en los detalles y captaron fielmente la esencia de la variedad de esta cerveza.”

Además, sobre el grupo de los 15 maestros patronistas, comentó: “Son personas con un increíble talento, y superaron cualquier expectativa que tuviéramos. La interpretación de lo que es Club Colombia como marca y la particularidad de las variedades fue impresionante”.

Reconocer el trabajo de los maestros que están detrás de las grandes creaciones a las que tenemos acceso a diario es vital.
Así como un maestro cervecero tarda años en lograr la variedad perfecta, los maestros patronistas le dedican su vida a hacer realidad y volver maravillas tridimensionales las ideas de los diseñadores de modas.


Los maestros patronistas ganadores del reto Club Colombia tuvieron que diseñar un vestido inspirados en la cerveza roja.

 “El cuidado en los detalles nos lleva a la perfección”, y quienes están detrás de ese arte y trabajo son Maestros.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.