COMENTARIOS

El sueño americano

El sueño americano El sueño americano

María Fernanda de la Rosa, una paisa que reside en Estados Unidos acaba de crear la marca de vestidos de baño Verano High, que ya está llegando a las playas.

El Diseño de Interiores que esta antioqueña estudió en Connecticut empezó a ponerse a prueba a 30 mil pies de altura. Estaba presentando sus exámenes finales cuando la llamaron para que diseñara el interior de un avión. De allí en adelante, los retos no se hicieron esperar: la sede principal de la compañía de cosmética dermatológica Perricone, algunos restaurantes y otras aeronaves, lo que le dio la oportunidad de aprender mucho acerca de materiales aptos para cada caso y de la manera como había que abordar su tarea de diseñadora.

María Fernanda, una mujer espigada que lleva en su atractiva figura el sello de la estética, también se dedicó a diseñar el interior de dos casas de playa y muy pronto se dio cuenta de que el Derecho, profesión que había ejercido durante algún tiempo, no era lo suyo: “El diseño me encantó pero para mi familia esa no era una carrera. Para mí, el diseño es una arquitectura interior, y a medida que tuve oportunidad de practicarlo se afianzó mi interés por esta profesión”.

Llega el verano
Hace rato que María Fernanda empezó a orientar su pasión por el diseño hacia la orilla del mar. Como vive entre Nueva York y Connecticut, empezó a hacer contactos para llevar a Estados Unidos ropa interior y vestidos de baño y hace dos años se decidió a crear su propia marca: Verano High: “Me daba cuenta de que la idea que se tiene de las latinas es la de unas mujeres muy sexis, que muchas veces gustan más que otras. A veces me pasaba en Estados Unidos que a la gente le gustaban mucho los vestidos de baño que yo llevaba desde Colombia”.

María Fernanda empezó su proyecto sola y luego se asoció con el doctor Perricone, prestigioso dermatólogo norteamericano cuyo apoyo ha sido determinante para abrir puertas en este nuevo proyecto que poco a poco se ha ido expandiendo a medida que soplan buenos vientos sobre los vestidos, pareos y otras prendas de Verano High. Mientras que ella diseña, Alexandra Giraldo maneja la parte comercial. Ahora quieren desarrollar, al lado de los vestidos de baño, accesorios y herrajes.

Una de las virtudes de las prendas de Verano High son las telas exclusivas que Protelas elabora para la firma, cuyos talleres están en Medellín. Para María Fernanda este ha sido “un aprendizaje a la fuerza, porque simultáneamente a la venta de nuestros vestidos estamos planeando el lanzamiento de la página web. Verano High es una marca de lujo en almacenes como Barneys, Neiman’s Marcus, Nordstrom y Sacks, donde un vestido de baño cuesta de 180 a 300 dólares. También se venden a través del sitio Net-a-porter.com, la web de moda más exitosa”.

María Fernanda acaba de lanzar la colección Resort 2012 y se prepara para diseñar la colección para el 2013, inspirada en un viaje por África y el mundo árabe y con algunas evocaciones del pintor Klimt en las que juega mucho con los colores. Con la participación de la marca en certámenes como el Miami Sun Show, algunos desfiles en perspectiva y la próxima distribución de las prendas de Verano High en México, Puerto Rico, Suramérica, Italia, Turquía y Dubái hacia el mes de junio, las telas originales y únicas de los vestidos de baño, las salidas, los caftanes y pareos que ha diseñado María Fernanda, y que exhibe para la marca la modelo brasileña Manuela Klein, llegan al mercado en pleno verano de este año, época en la que ella, como una buena amante del arte, espera ver sus diseños en la cresta de la ola.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.