COMENTARIOS

La tecnología perfecciona la cara

La tecnología perfecciona la cara Las pestañinas han sobrepasado la barrera de los imposibles.

Nuevos desarrollos en materia tecnológica se aplican a la cosmética para hacerla más funcional.

Para fortuna de las mujeres, ya pasaron los tiempos en los que los polvos faciales se agrietaban, las bases se volvían un emplasto pegachento y la pestañina se acumulaba en parches sobre las pestañas. La tecnología aplicada a la cosmética permite ahora una mejor definición del rostro y, sobre todo, una aproximación más real a las necesidades de cada fisonomía. Una vez identificadas las fortalezas y debilidades de cada cutis es más fácil y práctico elegir aquellos productos que contribuyen a perfeccionar la cara y aquellas técnicas que mejoran la sonrisa.

Empecemos por la piel
Existe una real innovación en cuanto a las bases se refiere. Componentes de éstas, como la silicona, actúan con sus pequeñas partículas y pigmentos logrando un cubrimiento ultratransparente que le da a la piel un brillo satinado, al tiempo que refleja la luz. El resultado es un cutis natural y luminoso. Otra novedad en este campo son los llamados Primer, que consisten en una loción invisible, una película que suaviza y prepara la piel antes de la aplicación de la base y de los demás cosméticos, como si de un lienzo se tratara. Para completar, los polvos de alta definición son un gran avance porque su textura no es arenosa y esa virtud los hace prácticamente invisibles.

Ojos bien puestos
Las pestañinas han sobrepasado la barrera de los imposibles, gracias a un diseño revolucionario que se vierte en un proceso la alta tecnología. ¿Quiere pestañas más abundantes? Las hay expertas en aportarles volumen. ¿Prefiere curvarlas al máximo? Vienen con un cepillo que tiene virtudes moldeadoras y supercurvadoras, que las enrolla, alarga y separa, sin dejar grumos en su superficie. ¿Las quiere de mayor duración? 24 horas son más que suficientes, descontando las horas en que estes  dormida, y hay muchas que garantizan eso y más.

Dientes de perla
La obsesión por el color de los dientes no es gratuita. Al fin y al cabo, estos se toman una buena parte del protagonismo en cuanto a la cara se refiere. Pero hay que decir que a veces los dientes demasiado blancos se ven un poco sintéticos, un poco falsos.
Lograr un buen diseño de sonrisa no reside solamente en acudir a los odontólogos más famosos ni a aquellos profesionales que los blanquean al punto de que parecen las teclas de una pianola. Un tratamiento que adhiera a los dientes superiores un revestimiento que concuerde muy bien con el color original de los dientes, aun conservando algunos matices, bordes ligeramente torcidos, es decir, el sello característico de éstos, será un tratamiento adecuado para lograr una sonrisa natural.
En cuanto a los brackets, existe actualmente un tratamiento que se puede realizar en 10 meses con resultados óptimos. Se trata, según lo indica el doctor Marlon Becerra, de alambres que vienen ahora con el arco de la dentadura formada (técnica de arco recto), lo que garantiza un mayor grado de perfección y simetría. Formados por complejas aleaciones, son biocompatibles con el tejido oral y reducen la posibilidad de alergia. Fabricados de distintos materiales, son más pequeños y han sido diseñados para cada juego de dientes, es decir, un tipo de brackets para los incisivos, otro para los caninos, y así sucesivamente. Con esto se logra un mayor control sobre los movimientos dentales, lo que simplifica el tratamiento.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.