COMENTARIOS

Los peligros del sexo oral

Arnoldo Mutis García

Los peligros del sexo oral Muchos adolescentes empiezan su vida sexual a través de prácticas orales que pueden poner en riesgo su salud de por vida.

Muchos adolescentes y adultos creen que el sexo oral sin protección es una manera eficaz de sacarles el cuerpo a las enfermedades de transmisión sexual. Pero la verdad es que ello puede ser el camino expedito para sufrir cánceres de cuello uterino, garganta y boca, producidos por el virus del papiloma humano.

Visto ayer como inmoral, sucio y antinatura, el sexo oral hoy ha dejado de ser un tema tabú para convertirse en una de las modalidades de placer que más disfrutan tanto hombres como mujeres. Es más, se ha convertido en una socorrida manera de desfogar los deseos cuando por una u otra razón no se quiere o no se puede tener coito. En especial, estas relaciones son tenidas por muchas parejas como una buena manera de evitar embarazos a falta de anticonceptivos y en ello tienen toda la razón, pues este tipo de contactos no exhiben la mínima posibilidad de fecundación.

Pero está visto que en cuestión de sexo la ignorancia además de atrevida puede ser peligrosa, pues son muchos los que viven convencidos de que la felación (practicarle sexo oral al hombre) y el cunnilingus (practicarle sexo oral a la mujer) también los salva de las enfermedades de transmisión sexual (ETS), en lo cual se equivocan. Peor aun, este tipo de prácticas sin protección también pueden ser el origen de males como el cáncer, que acaba con la vida de millones de seres humanos cada año.

Si tal desconocimiento abunda entre adultos hechos y derechos, ¿qué se deja para tantos adolescentes que debutan en la vida sexual con mucho ardor y muy poca información? El asunto actualmente es motivo de preocupación entre las autoridades de salud y de protección de los menores de todo el mundo, porque como lo demostró un estudio publicado por Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine, publicación científica de Estados Unidos, es muy común que las primeras experiencias sexuales de los jóvenes sean orales, pues ello, además de evitar embarazos indeseados, los ayuda a retardar la pérdida de la virginidad hasta encontrar el momento o la persona que consideren adecuada.

No obstante, pasan por alto que, al igual que la penetración vaginal o anal, el sexo oral sin condón puede ser un medio de contagio de una ETS como la gonorrea, una palabra que los jóvenes hoy usan mucho en su lenguaje callejero, sin saber lo dolorosa y riesgosa que puede ser. Pues bien, como lo señala el doctor Leigh Vinocur, director de Iniciativas Estratégicas de la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland, la gonorrea adquirida por vía oral puede tener efectos más inmediatos que cuando se adquiere por el coito, tales como la faringitis gonorreal, una insidiosa infección e inflamación de la garganta.

Más serias y de alcance muchas veces mortal pueden ser las consecuencias del virus del papiloma humano (VPH) reconocido como el elemento esencial del cáncer de cuello uterino en las mujeres, como lo explica el doctor Juan Carlos Vargas, asesor científico de Profamilia. Después del de seno, este es el cáncer que más afecta a las mujeres de todo el mundo “con aproximadamente 490 mil casos nuevos y 270 mil muertes cada año, 85 por ciento de las cuales ocurren en países en vías de desarrollo”, de acuerdo con el documento ‘Vacunación contra el virus del papiloma humano’, del doctor Raúl Murillo, del Departamento de Investigaciones del Instituto Nacional de Cancerología. Según Murillo, Colombia se ubica dentro de los países de alto riesgo para esta enfermedad y sigue siendo la principal causa de muerte por cáncer entre las colombianas. Se estima que en el país aparecen anualmente 5.600 casos de esta enfermedad, informa Profamilia. Todas esas cifras se podrían disminuir si las mujeres tuvieran desde la adolescencia una mayor información sobre las formas de transmisión del VPH. Al respecto, el doctor Vargas explica que cualquier tipo de relación sexual lo contagia, incluidas las orales. En 80 por ciento de los casos en que el virus entra al organismo, continúa el experto, el organismo se deshace de él. La mitad de las veces en que el virus permanece en el cuerpo no presenta síntomas, por lo cual, tanto hombres como mujeres pueden estar contagiados y transmitirlo sin saberlo.

Por estos días, la Secretaría de Salud de Bogotá anunció la puesta en marcha de una campaña de vacunación contra el VPH en niñas de educación primaria, es decir, antes de que inicien su actividad sexual, medida que se está siguiendo en el mundo a modo de prevención temprana. No obstante, esta es solo una parte del trabajo que queda por realizar entre la juventud y en general entre la población, ya que el VPH no sólo es cuestión de mujeres. Así se ha creído por tradición, dado su alta incidencia en el sistema reproductor femenino, pero lo cierto es que en los hombres también puede generar cáncer de pene, lo mismo que de boca y garganta si las células del virus llegan allí a través del sexo oral.

El Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos informó recientemente que cerca de 65 por ciento de los cánceres de faringe en la base de la lengua y las amígdalas están asociados con el VPH, y que 80 por ciento de ellos ocurren en hombres. De acuerdo con el doctor Leigh Vinocur, las investigaciones también han hallado el aumento de estas afecciones en hombres que nunca han fumado o tomado alcohol excesivamente, que por tradición se consideraron las grandes causas de cáncer en el área de la cabeza y el cuello. Un estudio entre estos pacientes mostró que la mayoría tenía el virus.

Para el doctor Juan Carlos Vargas, el uso del condón es la única estrategia de prevención de contagio del VPH. Pero aun con este adminículo puesto hay que tener mucho cuidado, ya que no siempre alcanza a cubrir toda el área genital, la cual puede verse afectada por verrugas producidas también por este virus y que también pueden aparecer en la boca. Vinocur, por su parte, recomienda controlar el número de compañeros sexuales, ya que algunas investigaciones han concluido que tener sexo oral con más de seis parejas a lo largo de la vida triplica el riesgo de contraer cáncer de garganta.

Los padres tanto de niñas como de niños, recomienda Vinocur, ahora tienen que empezar a considerar la vacuna contra el VPH tan esencial como la del polio, la hepatitis, la triple viral, la meningitis, el neumococo, el sarampión, y otras que conforman el esquema básico de inmunizaciones. A ello, el especialista le suma la recomendación de dejar de una vez por todas la pena de hablar de sexo con los hijos y explicarles que una mala decisión en la cama puede afectar dramáticamente y para siempre sus vidas.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.