COMENTARIOS

Mujeres que trabajan

Mujeres que trabajan Mujeres que trabajan

El reto de todas las mujeres es adaptar las tendencias a la ropa de la oficina. FUCSIA les propone lo mejor de las pasarelas Primavera-Verano 2009

Los gráficos, las pieles de animales y los cuadros son los temas recurrentes en la moda. En esta ocasión se vieron toda clase de mezclas especialmente en las pasarelas de Vuitton, Dries van Noten y Marni. Parecería que a punta de color y formas, la moda pudiera espantar los fantasmas de la recesión. Las siluetas son muy femeninas y los colores en general vívidos, aunque también se vieron los pasteles como en Nina Ricci. Saque del clóset todas las prendas estampadas y deles un nuevo aire mezclándolas entre sí.

El beige siempre será chic y se usa tanto en clima caliente como en frío. En algodón para el calor y en gabardina para el frío, olvídese del mito que dice que los tonos claros sólo se usan en clima caliente. Es una paleta de color fácil de usar para todos los días y, sobre todo, fácil de combinar con los tonos fuertes que están de moda.
Inspirado en África, en los safaris y en los colores de las grandes planicies, es un color muy romántico y cargado de imágenes exóticas, con un deje de nostalgia por los tiempos pasados que siempre fueron mejores.

Mezclar tonos fuertes puede sonar agresivo, pero es una buena manera de refrescar el look. Mujeres seguras de sí mismas que reflejan calma y seguridad son las primeras en atreverse a vestirse de rojo o amarillo sin temor a ser el centro de atención. La que se atreva a usar color, no va a pasar inadvertida. Se usan los contrastes fuertes como el morado con rojo o con verde, o el aguamarina con naranja. Esta no es una tendencia para las tímidas, pero si se atreve la primera vez, nunca abandonará el color.

Regresa lo monocromático, pero eso no implica que mezclar no se vea bien. Los diseñadores no podían prever que los bancos iban a entrar en crisis y sacaron a las pasarelas femeninas una reinterpretación de los vestidos masculinos. Lejos de los típicos de un banquero, los sastres de esta temporada son muy femeninos y divertidos. Ya sean como las chaquetas sobredimensionadas de Stella McCartney o las pequeñas y entalladas de Gucci, ¡todas volveremos a comprar sastres!

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.