COMENTARIOS

‘No soy esa clase de mujer’

Revista FUCSIA

‘No soy esa clase  de mujer’ Foto: Instagram

Bajo este título se descubre el libro de la actriz, productora y directora Lena Dunham. su personalidad aplastante y fuera de los estereotipos de Hollywwood la han encumbrado como una de las mujer más seguidas por el resto de féminas.

Este es el título del libro de Lena Dunham, la creadora y directora de la serie 'Girls', que ya se está viendo en la televisión colombiana. Sé que para muchos es un personaje desconocido pero vale la pena hablar de ella, pues se ha convertido en el símbolo de las mujeres de hoy.

Muchos la critican por haber sido toda la vida poco agraciada, y no entienden cómo se ha convertido en un símbolo de la mujer contemporánea. Y precisamente por eso, porque la mayoría de las mujeres no son tan perfectas como las celebridades, muchos se identifican con ella.

La vida de Lena Dunham se puede equiparar con la del 90 por ciento del sexo femenino. Está pasada de peso y tiene el cuerpo que la mujer de hoy regularmente combate. Pero eso no disminuye sus sueños –le acaban de pagar una fortuna por sus memorias, cerca de 3,5 millones de dólares, su talento para escribir es innegable y es una de las directoras más jóvenes del medio–, tampoco desestimula sus anhelos de éxito ni sus fantasías sexuales. Por eso es que su serie de televisión ha sido todo un suceso. Porque no muestra la vida ideal de “Los Ángeles de Charlie” sino las frustraciones y vaivenes que padecen las mujeres normales en medio de la selva de los hombres. Tal vez por eso son más las personas que la valoran por su talento. Como la vida no le ha dado el pasaporte de la belleza, se lo ha ganado todo mediante su propio esfuerzo.

La Dunham ha logrado ponerle voz a esos sentimientos y emociones tan difíciles de entender para el género masculino y que tantas veces nos llenan de frustración. Y justamente por encarnar a ese grupo de mujeres se ha vuelto millonaria. Como dato curioso, no solo es la directora, la guionista y la actriz de prácticamente todos los capítulos de Girls, sino que en todos esos capítulos se desnuda. Es su grito de independencia a nombre de las no tan bellas. Lena muestra en su serie a unos personajes de carne y hueso, no a mujeres idealizadas sino reales, muy reales, con defectos y cualidades, y retrata las situaciones a las que estas mujeres se enfrentan, sus sufrimientos, dolores, alegrías, triunfos y fracasos. 'Girls' es, pues, un vivo retrato de las relaciones de hoy entre los hombres y las mujeres, de un momento de la historia en que el sexo dejó de ser misterioso. De una época en la que ellas adoptan un comportamiento en igualdad de condiciones a los hombres. Son jovencitas que gozan y padecen el sexo lo mismo que los muchachos, y que muestran actitudes que asustan a las generaciones mayores pero que, en virtud de la nueva realidad que propicia la Internet, no están prohibidas.

Aunque Lena Dunham tan solo tiene 28 años y uno diría que esta no es aún la edad para dar lecciones de vida, hay unas muy importantes que surgen de la serie y de su libro No soy esa clase de mujer. Una de estas, que confesar las debilidades y defectos es un acto de valentía y que el hecho de ser una mujer que no se destaca por su belleza no es un impedimento para que ella pueda triunfar y realizar sus sueños.

De las citas que encontré en el libro, la que más me impresionó fue esta, aunque es la más triste:

Decidí que nunca iba a ponerme celosa, que nunca iba a ser vengativa. No me iba a dejar intimidar por lo viejo o por lo nuevo. Yo me voy a abrir como una margarita cada mañana, voy a hacer mi trabajo, simplemente”.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.