COMENTARIOS

La mujer como predadora

Revista FUCSIA

La mujer  como predadora Foto: Editorial Harper Collins

La norteamericana Alissa Nutting logró que su novela sobre una maestra obsesionada sexualmente con un estudiante menor de edad se posicionara como un best seller, además de ser comparada con obras como American Psycho y Lolita.

UN DEBATE MORAL

Tampa es su novela debut. ¿Qué tipo de investigación hizo para escribirla?


Quería que la novela satirizara la tendencia de nuestra sociedad a volver estos casos un fetiche, al igual que las diferencias en la forma como se perciben socialmente los casos en que las maestras se acuestan con estudiantes varones menores de edad y los profesores varones duermen con estudiantes mujeres menores de edad. He investigado mucho, en particular los reportes que se hicieron de una atacante femenina versus un atacante masculino.


¿Piensa que sería una novela muy diferente si el estudiante fuera unos años mayor?


Por supuesto. Ante los hombres en sus años de adolescencia creo que culturalmente tenemos problemas en aceptar que las mujeres adultas pueden victimizarlos sexualmente. Esta es una cuestión de dos vías. Es difícil para nosotros ver a cualquier hombre sexualmente activo, aunque sea adolescente, como la víctima sexual de una mujer. También es difícil para nosotros no confundir el deseo con el consentimiento. Pero el deseo no es consentimiento.


¿De dónde surge Celeste Price?


Ella viene de la fantasía de nuestra imaginación nacional. Hay un mensaje por ahí que dice que lo mejor del mundo es una profesora sexy y esta concepción es implacable cuando se trata de chicos adolescentes menores de edad. Para mí es una fantasía bastante graciosa porque en realidad esa persona sería más bien una pesadilla. Así que quise escribir y mostrar el miedo que representaría.


¿Cómo enfrenta que Tampa haya sido censurada en librerías? ¿Estados Unidos no está listo para discutir sobre el abuso sexual practicado por mujeres?


El libro empuja muy a propósito las preocupaciones generales basadas en el género. Soy un autor femenino, este libro es sexualmente obsceno y el narrador es una mujer. Así que la lógica cultural dice que debería ser un romance, tener una narrativa moral sin complicaciones donde el lector excitado no es subvertido ni complicado por contexto. Y esta novela no es ninguna de esas cosas. Así que está haciendo preguntas en cuanto a las expectativas de género y contenido basadas en el género. Si la obscenidad del libro se fundamentara en la violencia, en lugar del sexo, no tengo duda de que habría cero objeciones.


¿Cree que los personajes femeninos en la literatura tienen descripciones más benevolentes que los masculinos?

Estamos socializados para ver ciertos tipos de maldad en los hombres y en las mujeres, y esos estereotipos sin duda emergen en nuestra literatura. Pero cuando se trata de protagonistas dentro de la literatura, creo que es más fácil que los lectores acepten personajes masculinos defectuosos o violentos. Por lo demás, hay una expectativa acerca de que los personajes femeninos tienden a ser simpáticos.


RECOMENDADOS

1. My Friend Dahmer de Derf Backderf. Es fascinante y escalofriante ver cómo era una persona antes de convertirse en un asesino en serie.

2. Unlovable de Esther Pearl Watson.
Uno de mis favoritos.

3. How to be Happy de Eleanor Davis.
Una de mis ilustradoras contemporáneas predilectas.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.