COMENTARIOS

“Ángeles somos / del cielo venimos”, es el estribillo que cantan los niños el día de los santos y nos recuerda que una chispa divina nos creó a todos, no solo a las reinas de belleza.

Escorpión: la Casa de Dios indica que usted no quiere salir de su zona de confort y evita hacer los cambios que la vida le exige. Puede quedarse ahí, quieta, como durazno en conserva, pero así tampoco puede disfrutar las delicias y nuevas experiencias que la esperan en el mundo. ¡Vamos! Sacuda ese miedo con fuerza y agítelo por la ventana, como quien quita el polvo de una alfombra. ¡Pero que no caiga sobre el transeúnte desprevenido!Sagitario: el Diablo sugiere que su alma está atada entre la pasión y la lucha emocional sostenida entre dos personas. El paso para vivir este tiempo con creatividad es detenerse y entregarse a la vida con humildad. Para sanar sus emociones, revise a fondo la relación con su padre y su madre, pues gracias a ellos usted está aquí. Una terapia conocida como “constelación familiar” puede darle claridad. ¿Consternación? ¡No!, constelación.







Capricornio: el Juicio anuncia con coros celestiales el renacer a una nueva vida, pues usted decide seguir su vocación y trabajar en lo que ama. La carta también la impulsa a comenzar una relación de pareja o a vivir con la que tiene un nuevo ciclo en el que se despierte otra vez el erotismo. Si se le olvidó con qué se hace eso, vuelva a leer Las 50 sombras de Grey o acuda a tiendas especializadas. ¡Ay, pero no compre el látigo!







Acuario: el Colgado muestra que usted se siente estancada y atada de manos en este momento de su vida. Según la carta, debe revisar su pasado con una perspectiva totalmente diferente. Comience por reconciliarse de corazón con la figura masculina y perdone las experiencias negativas en el amor. Dé gracias sinceras por lo que aprendió de estas y renazca a un nuevo ciclo, ¡con hombre incluido! Pero, ¿por qué protesta?



Piscis: la Justicia dice que usted busca el equilibrio emocional que perdió debido a experiencias pasadas, salpicadas de bajas pasiones, celos e intrigas, como en las mejores series policiacas. Pues bien, en este capítulo de su vida recuerde que usted, como protagonista principal, debe buscar ante todo la justicia consigo misma y entablar relaciones marcadas por la reciprocidad. Después sí, láncese a luchar ¡por la ley y el orden!







Aries: la Fuerza la invita a dirigir de forma constructiva el fuego que la anima para moldear su vida cotidiana sin rabia y con contento. De lo contrario, el castillo que ha construido y las relaciones que ha establecido pueden derrumbarse y caer como un juego de naipes. Para evitar el remezón use su intuición en vez de su terca razón, ella la puede iluminar y sacarla de la oscuridad, ¡cual bombilla led!







Tauro: la Emperatriz refleja un tiempo de innovación y nuevos proyectos, así como de coquetería, alegría juvenil o embarazo. Haga lluvia de ideas para comenzar una nueva empresa o redefina el rumbo de la que ya tiene. Avance, pues una gran fuerza la acompaña para construir y fluir libremente, logrando además reconciliarse consigo misma y el mundo. Sueñe sin reservas, pues las grandes obras comienzan con un paso, ¡pero, ojo con el hueco!







Géminis: el Loco la muestra a usted dispuesta a irse con su música a otra parte. La crisis que vive con su pareja puede culminar en separación, pero recuerde que, en medio de la zozobra, usted puede recoger lo que ha sembrado. Además la cruda sensación de estar sola, aun viviendo con su pareja, termina. O, quizás, puede suceder que decidan ajustarse a una nueva forma de relación. ¿Perdón? Aquí nadie dijo swingers.







Cáncer: el Carro le recuerda que debe tomar una decisión respecto al rumbo que quiere darle a su vida. Solo así puede cerrar el largo ciclo de indagación solitaria respecto al sentido de su vida. Le sugiere escribir una lista de aquello que su corazón anhela hacer, con un cronograma de tareas ¡y cumplirlo! Así, emerge la sabiduría que se ahoga en su interior y puede tomar las riendas del carruaje o, mejor, las llaves de su auto.



Leo: la Templanza la invita a fluir al ritmo de la vida, a darse sin reparos y recibir con gratitud. Recuerde soltar emociones perjudiciales que le hacen más daño a usted que a los demás. Aunque no lo crea, no es controlando como la vida nos responde, así que sintonícese con su corazón y demuestre su amor sin temores. Expanda las alas angelicales que esconde en los bolsillos y despliegue su amor libremente. ¡Que no se ve cursi!







Virgo: el Papa sugiere que usted finalmente aprende una lección de vida que tenía pendiente respecto a un hombre. Al liberarse se convierte en guía espiritual de las personas que se le aproximan y puede indicarle el camino a más de uno pero, sobre todo, puede mirar su propio futuro con optimismo. Su espíritu renace pletórico de amor en este tiempo, con energía y ganas de construir algo nuevo. ¿Ahora sí cree en los milagros?







Libra: el Sol le dice, como en una canción de salsa que se respete: ¡Gócela! Pues en este tiempo el amor se cuela en su vida por todas las rendijas posibles y su corazón palpita al ritmo de clave con el cariño de sus seres queridos. Y esa fuerza la impulsa a hacer algo que antes no se atrevió. Se le escucha decir “¡ahora sí voy a...!”, y la humanidad para la oreja para escuchar el resto. ¡Óyelo que te conviene! Cantan Palmieri y amigos.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.