COMENTARIOS

La hora de comprar moda en línea

Revista FUCSIA

La hora de comprar moda en línea Fotos: ©Verónica Morales/13; Pantherstock.

Cada vez son más los adeptos a virtualizar el negocio de la moda. Grandes publicaciones y tiendas se le midieron a este reto, un resultado de la misma convergencia multimedial que se apodera del mundo.

Siempre se vio lejana esa realidad en la que hombres y mujeres comprarían su ropa a través de un computador. Hoy, ni siquiera es necesario tener un ordenador, pues con un smarthphone o una tableta ya es posible comprar desde un par de zapatos hasta un vestido de diseñador. Las ventajas del llamado e-commerce van más allá de hallar esa prenda objeto de deseo con tan solo un clic. En un verdadero universo de posibilidades se ha convertido el ciberespacio para varias marcas que buscan generarles nuevas experiencias a sus consumidores, y los canales en línea son esa nueva plataforma que se impone en el mundo, sobre todo en la industria textil. A través de la web, muchos cibernautas se han enlistado en esta nueva modalidad de consumo que hace diez años era tan solo una profecía digital muy temida.

Marc Jacobs, Dolce & Gabbana, Vera Wang, Stella McCartney, entre otros aclamados diseñadores, son abanderados de la migración digital por la que está atravesando su negocio. Por eso ellos forman parte de la gran nómina de artistas que venden sus piezas a través de la tienda virtual de lujo más grande del mundo, net-a-porter.com. 

La fórmula única de Net-a-porter es mezclar esa sensación de comprar en las mejores boutiques del mundo y, al mismo tiempo, estar navegando por las páginas de una revista de moda que exhibe las tendencias de la temporada. Para no quedarse atrás, la tradicional revista americana Harper’s Bazaar inauguró ShopBazaar en el 2012. Un sitio web acreditado por la revista en el que se venden varios productos que utilizan en sus producciones editoriales y en el que le anuncian a sus usuarios ser “bienvenidos al futuro de la moda”. Una de las grandes alianzas que logró la publicación fue con la casa de modas Hermès, que por primera vez ofreció sus zapatos resort de temporada para la venta on-line.

Otro que se ha sumergido en las redes del e-commerce es el actor Ashton Kutcher, cofundador de la tienda virtual Pickwick & Weller. A través de este portal aseguran vender la camiseta perfecta, por eso le apuntaron a la gente que buscaba verse casual en su lugar de trabajo y diseñaron camisetas aptas para trabajar en la oficina.

Los casos de éxito son incontables, pero lo que sí se puede medir es que el crecimiento del comercio electrónico registrará una tasa anual del veinte por ciento entre el 2012 y el 2017, liderado por países como Brasil, China e India, que contarán con un importante desarrollo en las compras a través de dispositivos móviles.

Para los incrédulos, según la analista de retail Isabel Cavill, se estima que la ropa es la categoría más popular de compras on-line, junto con el entretenimiento. Esto evidencia que hay una transformación del prototipo de consumidor que normalmente quiere ver y tocar lo que compra, por el que confía y se convence de lo que ve en su pantalla.

El futuro es ahora

Comprar moda en línea pasó de ser un tabú a una tendencia tan normal en estos tiempos como hacer el mercado en una tienda virtual o comprar un e-book. La internacionalización de grandes marcas ahora está enfocada en explorar el ciberespacio y luego abrir una franquicia de acuerdo con el éxito que tengan las ventas en línea en ciertos territorios; esto lo confirman grandes marcas como Uniqlo y Gap, que ya han aplicado este modelo de negocio. “En Colombia, cada vez incrementamos más el uso de internet, podemos ver que las tradicionales tiendas físicas tienen que enfrentarse con el mundo digital. El antiguo comprador solía visitar las tiendas, hoy en día el consumidor moderno tiene su tienda de confianza en la web donde realiza sus compras de rutina”, resalta por su parte Camilo Restrepo, director de mercadeo del Grupo Éxito.

A pesar de que los zapatos siguen siendo la categoría más popular en compras on-line, el miedo a comprar un pantalón o una chaqueta se está disipando gracias a la aparición de los probadores virtuales, toda una innovación que se convertirá en una herramienta prioritaria en el momento de hacer clic en el carrito de compras animado.

La falsa idea de que las mujeres son las que más gastan también se irá desvaneciendo poco a poco. En mercados como Estados Unidos e India son los hombres quienes más compran a través de su computador, y este diferenciador será la clave para que la moda deje de ser un asunto femenino.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.